“A mí no me cuida la policía me cuidan mis amigas”

 456 total views,  1 views today

Por: Adrián Olea, edición digital de Espacio PV.

Este lunes grupos de mujeres protestaron por el caso en el que 4 policías violaron a una joven de 17 años mientras iba camino a casa. Bajo la consigna de #NoNosCuidanNosViolan el contingente encabezado por una banda con tambores marchó desde las oficinas centrales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana hacia la sede de la Procuraduría General de Justicia capitalina.

En el transcurso de la manifestación se lanzaban consignas como “A mí no me cuida la policía me cuidan mis amigas”, todo ello con el fin de exigir la depuración de los cuerpos policiacos y la transparencia en la investigación en contra de los oficiales vinculados al delito de violación.

Durante la manifestación, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, Jesús Orta salió a dar información a los medios. Mientras atendía a la multitud, activistas le lanzaron brillantina color morada razón por la cual se retiró del lugar e ingreso a las instalaciones de la Procuraduría (relájate un chingo Jesús Orta, la brillantina no es igual que la sangre o la impunidad).

Es diversa la información que puede encontrarse o existente en gran cantidad de medios en lo que respecta a la marcha, pero dentro de la situación hemos de destacar un suceso: la presencia de Araceli Osorio, la madre de Lesvy Berlín, la chica que fue hallada sin vida en Ciudad Universitaria en el 2017.

Para quienes no recuerden, Lesvy Berlín de 22 años fue encontrada muerta en una cabina telefónica de las áreas circundantes al Instituto de Ingeniería de la UNAM, durante las indagaciones del caso, su novio Jorge Luis González aseguraba no estar en el lugar al momento de la muerte de la chica. Pero los vídeos de las cámaras cercanas al lugar evidenciaban que si estaba en el lugar por lo que fue detenido por omisión, es decir, por no haber impedido un suicidio, cuando en realidad debió ser investigado y detenido por el asesinato de la chica.

Este caso atravesó un complejo proceso, pues las investigaciones sobre el caso presentaron irregularidades, desde culpabilizar a Lesvy de drogadicta hasta trabajar con la hipótesis de un posible suicidio. Este caso no ha sido totalmente concluido, aunque Jorge Luis se encuentra actualmente en procesamiento por feminicidio.

La presencia de Araceli Osorio en la marcha del pasado lunes nos recuerda algo que no puede seguir sucediendo: que en México la justicia tarda y en ocasiones, se equivoca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*