Actividad física vs inactividad física, su impacto en el desarrollo de la nueva escuela mexicana y el contexto social del país.

 313 total views,  1 views today

Por Adrian Tejeda, edición digital de Espacio Pv

La nueva escuela mexicana en este ciclo escolar está implementando pausas activas cada 50 minutos, independientemente de la materia en turno y el grado académico; teniendo en cuenta la duración de la jornada estudiantil que es en promedio de siete horas y media.

Una buena propuesta a mi punto de vista, aunque es aún insuficiente para provocar en lo infantes y/o adolescentes las adaptaciones fisiológicas necesarias que conlleva un estilo de vida activo.

Actualmente, aún se manejan 2 horas de educación física por semana, teniendo en cuenta que cada clase es de 50 minutos, y que en promedio se ejecutan de 10 a 20 minutos de actividad física moderada; y que los intervalos de descanso son prolongados, no se alcanzan las recomendaciones internacionales por parte de la Organización Mundial de la Salud (en niños y adolescentes 60 minutos de actividad física moderada a vigorosa al día, e incorporar ejercicio de fuerza que involucren grandes grupos musculares 2 días por semana).

Ekalud et al. (2016) expuso una prevalencia mayor en cuanto a defunciones en sujetos que permanecen 9 a 13 horas sentados y realizan entre 3 y 3.5 METS de actividad física por día; en comparación con los físicamente activos que pasaron menos de 7 horas en dicha posición y en su rutina realizaban entre 5 y 8 METS de actividad física moderada y vigorosa al día. Ofreciendo con esto datos que refuerzan la idea de adoptar un estilo de vida físicamente activo. Dicho estudio fue un meta análisis en el que se abordaron 16 estudios de cohorte en 3 bases de datos (PubMed, PsycINFO, Embase, Web of Science, Sport Discus y Scopus); analizando resultados del tipo longitudinal en diversas zonas del planeta y más de 1 millón de sujetos involucrados en dicho trabajo como sujetos de muestra.

Panorama que es desalentador, ya que gracias a políticas públicas mal organizadas, ejecutadas, ineficaces e insuficientes debido al poco conocimiento del tema por parte del gobierno actual y antecesores, se siguen repitiendo patrones anticuados que favorezcan al cambio en este sentido para las poblaciones jóvenes. Por tal motivo la insistencia de los profesionales en la salud de que se agreguen más horas de educación física y de mejor calidad, en las cuales sean solo licenciados en el área quienes se encarguen de su planeación y ejecución de manera óptima.

Hablamos de salud, hablamos de prevención de enfermedades y de un mejoramiento de calidad de vida que impactará, de forma positiva, en todos los sectores de la sociedad. Un tema poco estudiado y comprendido por las autoridades “competentes” dado que no dan crédito suficiente a esta tendencia internacional.
Para reflexionar…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*