Aves en peligro de extinción en Puerto Vallarta afectadas por la pandemia

 954 total views,  1 views today

La asociación civil “Conservación de Especies Maravillosas de Bahía de Banderas” (CEMBAB) es una de las organizaciones más importantes para la conservación de especies en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, pues se encarga de proteger, conservar, reproducir y reintroducir a sus hábitats naturales a especies en peligro de extinción, como la guacamaya verde militar (A. militaris) y la tortuga marina (L. olivacea).

Debido a la actual pandemia, CEMBAB, que durante años ha recibido animales lastimados, pide apoyo al público en general, ya que actualmente están teniendo dificultades para obtener ingresos que ayuden a cubrir los gastos de alimentación, cuidados, veterinarios y medicamentos de las especies que ahí se resguardan, principalmente aves.

“Las aves son seres vivos que necesitan amor y cuidados. Cada ave que ha llegado a nosotros (ya más de 100) tienen su historia y sus necesidades particulares”. “Desde que inició lo del COVID, nos han llegado más aves y hemos tenido menos integrantes en el equipo. No es fácil subsistir con muy pocos ingresos”, publicó en su cuenta de Facebook la Asociación Civil.

Quienes puedan apoyar a la causa, lo pueden hacer donando fruta, semillas de girasol, cacahuates, mecate (se utiliza para poner los juguetes de las aves), productos y utensilios de limpieza. “Así sea un poquito lo que puedan aportar para nosotros es de gran ayuda”.

Fotos de CEMBAB

“CEMBAB es uno de los programas que tiene mucho compromiso y amor hacia los seres vivos, y es un hogar cálido para los animales que necesitan ayuda”, comenta la bióloga Francis Nereida Pazos, quien es “manejadora” en CEMBAB desde hace dos años. Su labor consiste en alimentar a las aves, limpiarles sus áreas, jugar con ellas, e incluso seguir con los ejercicios indicados por la entrenadora Selene Barba, además de apoyar en lo que se requiera en cuanto a cuidados de los  ejemplares enfermos.

“Por ejemplo, hay ejemplares que han sido lastimados a mano del hombre y no pueden ser liberados debido a lo grave que fue la herida, una forma en lo que ellos agradecen es cuando nos permiten acercarnos”, agregó la bióloga.

Fotos de CEMBAB

Un gran porcentaje de las aves que se encuentran en el santuario han sido confiscadas o donadas por personas que ya no se quisieron hacerse cargo, o ya no tenían la posibilidad de cuidarlas, y es difícil que puedan ser liberadas porque ya estuvieron por mucho tiempo en contacto con el humano, y están acostumbradas a que se les esté dando de comer, así como a que se les de cuidados.

Si quiere más información sobre cómo puede ayudar, comuníquese  al número telefónico  322-105-1070, o puede escribir directamente a la asociación en: https://www.facebook.com/conservaciondeespeciesmaravillosas

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*