Bitácora de un biólogo y el enmallamiento de una ballena jorobada

 1,322 total views,  1 views today

Eran las 9:08 am el 26 de diciembre de 2019 cuando alguien reporta el avistamiento de una ballena jorobada (Megaptera Novaeangliae) enmallada acompañada de su cría a escasos cinco minutos de la terminal marítima en Puerto Vallarta, Jalisco.

La respuesta no se hizo esperar, en punto de las 9:20 am la embarcación estaba lista para salir de la dársena. Al arribar al lugar, Protección Civil y Bomberos ya se encontraban siguiendo el paso de la ballena para no perderla de vista, procedimos en conjunto a dar indicaciones a las demás embarcaciones que realizaban el avistamiento de retirarse, pues ya se estaba esperando a la Red de Atención para Ballenas Enmalladas (RABEN).

Mientras esperábamos, manteníamos acercamiento con la ballena para no perderla de vista, siendo cuarto para las diez la embarcación de RABEN llegó a las coordenadas proporcionadas ya listos para iniciar el manejo, nos alejamos y seguimos por los costados mientras ellos entablaban la maniobra de liberación para el cetáceo, después de veinte minutos de esfuerzos por quitarle la red el motor de su embarcación deja de funcionar, al acercarnos la transmisión se había averiado, el capitán comenta así podemos regresar.

Entonces el equipo se dividió en dos, la embarcación de Protección Civil al ser más pequeña facilitaba el buen manejo de liberación así que ellos se aproximaron a la ballena, mientras nosotros tomamos distancia para tomar la evidencia de lo que estaba ocurriendo.

Después de 45 minutos de alejarnos cada vez más de la Bahía persiguiendo al ejemplar y su cría en un momento de esfuerzos, colaboración y cooperación del ejemplar se logra realizar el corte definitivo que pondría fin al arrastre de un chinchorro de 2.5 pulgadas en el rostro de la ballena, solamente un remanente permaneció en los bálanos de su barbilla, al no presentar riesgo alguno para ella y su cría además de que el manejo se volvía cada vez más difícil se optó por dejarla ir, pues el resto de la malla se caería al ritmo del desplazamiento de la ballena.

El resto del equipo se pasó a nuestra embarcación y Protección Civil y Bomberos continuaron con su guardia marítima por la región.

Mientras tanto en el regreso platicábamos respecto a la maniobra que puso fin a la complicada situación que ponía en riesgo la vida del ejemplar y su cría.

En punto de la 1:00 pm arribamos de regreso a la dársena y cada quien tomó su camino de regreso a casa.

El peligro de un enmallamiento es inminente para estos mamíferos en una región que no acata la reglamentación establecida y donde el sector gobierno no cuenta con la capacidad humana suficiente para hacerla cumplir.

Hoy se salvó de gran peligro a una ballena, pero no siempre puede ser así, hacemos un atento llamado a las autoridades y la sociedad en general a tomar cartas en estos asuntos para la protección de estas y cientos de especies que se ven afectadas por las malas prácticas de pesca.

Gracias Protección Civil y Bomberos, gracias Profepa, pero particularmente gracias RABEN que estuvieron presentes en el apoyo, manejo y liberación del ejemplar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*