Conductor de Hummer naranja acosa e intenta subir a chicas en Vallarta

 7,291 total views,  1 views today

Por Ismael Zaragoza, edición digital de Espacio Pv

Son al menos cinco personas las que se han quejado en redes sociales de ser acosadas, ser perseguidas y de intento de “levantón” por un señor con lentes, cejas pobladas y bigote, que maneja una camioneta Hummer naranja con vidrios polarizados, con un plástico en las placas para dificultar su visibilidad.

Una de las chicas, quien cuenta estar aterrada – quien iba acompañada de su novio– , cuenta que vio a la susodicha camioneta por primera vez en El Pitillal, donde le sonó el claxon para llamar su atención, por lo que se fueron en sentido contrario a los autos, pero volvieron a encontrarla una cuadra después, pues el vehículo le dio la vuelta a la cuadra para alcanzarlos.

Un par de minutos después, por tercera ocasión, vuelven a encontrarse con el tipo de la Hummer naranja, quien se encuentra dando vueltas a solo dos cuadras de la casa de la chica, por lo que se echan a correr.

Narra que tuvieron que esconderse en la bodega de un negocio, cuyos dueños llamaron a la policía, pero la camioneta seguía dando vueltas y vueltas a la manzana, hasta que conocidos de la chica y su novio fueron a recogerlos.

Esta es la única foto que se tiene hasta el momento de la camioneta, la cual se encontraba dando vueltas sospechosas por Marina Vallarta y Plaza Marina.

Otro caso es el de una chica que da las misma descripción de la camioneta y del conductor, quien fue perseguida por la zona del Infonavit, e igualmente le hacía sonar constantemente el claxon, hasta que decidió acercarse a un puesto de tacos, cuya dueña llamó a la policía, y fue hasta entonces que el de la Hummer naranja se retiró del lugar.

En una publicación posterior, la primera chica habla de que el fin del conductor es secuestrar mujeres vallartenses y que no desea que ni a tu prima, mamá, hermana, etc., le llegara a ocurrir. También comenta que ya hizo cita para levantar una denuncia e invita a las afectadas a hacer lo mismo de manera colectiva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*