Después de ahogado el niño, tapan el pozo

El Arenero

 194 total views,  1 views today

Un artículo de opinión del arenero.

Eres un niño, no tienes muchas responsabilidades, no sabes qué es el SAT; todavía no tienes deudas en Coppel, solo quieres jugar con tus amigos, comer grandes cantidades de comida chatarra que quemarás mientras juegas a “las traes”, “las escondidas”, o cualquier juego al aire libre. Por que si de por sí, ya tus papás están hartos de que estés todo el tiempo en el “poly estation”, ahora con la educación en tele no te despegas más de la pantalla.

Pero tienes suerte, hoy no hubo tarea, parece un día agradable, tus amigos al igual que tú quieren jugar en la plaza de tu delegación. Parece un día perfecto, solo que hay un inconveniente…

La vida misma, al igual que un beso, no sabemos cuando inicia, e inevitablemente, no sabemos cuando termina. Por la falta de atención de nuestros servidores públicos que deberían de estar procurando y preocupándose de tener todos los servicios públicos y generales en buen estado, y no simplemente estar haciendo actos de precampaña, actos que son más que nada ilegales. Pero volviendo al tema, si tus servidores públicos no están al tanto por dónde estás jugando y, hay un poste de luz en pésimas condiciones, un poste de luz que si tienes la mala suerte de estar cerca de él, puedes recibir una descargar eléctrica, una descarga eléctrica que te puede quemar, que te puede herir gravemente; o, como en este caso, —en el que lamentablemente el pequeño falleció—, te puede arrebatar la vida.

Hace unas semanas, también por la temporada de lluvias y constante viento, allá por las colonias olvidadas del gobierno, un grupo de animales fueron electrocutados y casi calcinados por un cable de alta tensión que estaba en el piso, pues los encargados de atender y reparar dicha falla no actuaron a su debido tiempo.

Con lo comentado anteriormente, hace unas semanas una persona perdió su fuente de empleo; ahora apenas hace unos días, unos padres de familia perdieron a su hijo, a su inspiración, a un motivo más para ir a trabajar, “a sudar la gota gorda” para brindarle una mejor vida después de tanta contingencia que hemos estado viviendo.

No, no era la culpa del niño por salir a jugar, no fue culpa de los padres por no estar supervisando a su niño. Fue culpa de un gobierno que prefiere estar haciéndose de la vista gorda y solo estar para las fotos, en lugar de estar realmente en lo que debería estar haciendo: TRABAJAR PARA EVITAR ESTE TIPO DE TRAGEDIAS.

Que en paz descanse el pequeño niño, que solo quiso salir a divertirse un día más.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*