Donación no apta para todos.

 249 total views,  2 views today

Por Zaul G.R., edición digital de Espacio PV

Las campañas de donación de sangre, han presentado un aumento significante de participantes dentro de los últimos años, esto gracias al sinfín de motivos para convertirse en donador (ya sea para apoyar a un familiar o amigo que entrará cirugía, a personas que tuvieron algún accidente, a niños y niñas que padecen de anemia grave, para fines de investigación, etc.).

La acción de donar posee más beneficios que puntos negativos a la conservación de la salud (esto si consideramos como punto negativo temerle a las agujas o sentirse mareado después de donar).

Así que, al ser donante estarías apoyando en salvar la vida de personas que, como tú, aspiran a seguir viviendo junto a sus seres queridos, aspirando a cumplir sus sueños y metas y, hasta podrían ser personas donadoras y continuar así salvando vidas.

Pero… no todo es miel sobre hojuelas. La donación de sangre no siempre ha sido un “derecho” que todas las personas han podido ejercer. Desde hace algunos años, se estigmatizaba a las personas con perforaciones y/o tatuajes, ellos no eran considerados como prospectos para donar sangre debido a que se tenía la falsa creencia de que su sangre se había “contaminado” de por vida, esto debido a las modificaciones que el individuo se realizaba. Prohibiendo estrictamente que pudiera donar sangre, ocasionando estrés en los “rechazados”, ya que en algunos casos eran ellos los únicos que podían donar sangre para la intervención de un ser querido que necesitaba con urgencia el vital líquido color rojo esmeralda, lamentablemente en algunos casos los posibles receptores fallecían al no tener la dicha donación.

Otro sector/comunidad que ha sido blanco de la estigmatización y discriminación, ha sido la comunidad LGBTTTIQ, los cuales por el simple hecho de tener una orientación distinta a las heteronormativas, han sido rechazados e incluso agredidos física, psicológica y socialmente para que no se les reciba su donativo. Utilizando excusas tan banales del tipo: “Si un homosexual te dona sangre, automáticamente te harás un gay como ellos”, “Es un homosexual, posiblemente tenga VIH, y si te dona alguien con VIH, tú también la tendrás”.

Y es esta justamente, la última frase mencionada en el párrafo anterior dicha por un Secretario de Salud a nivel estado. Fue el señor Julio César Ramírez, secretario de salud de Querétaro, además, mencionó lo siguiente:

“Por seguridad, es mejor que las personas homosexuales no donen sangre, pues es mayor el riesgo de contagio de enfermedades, entre ellas el VIH”.

Haciendo mención que de que “no es discriminación”, sino que seguridad. Pero la gota que derramó el vaso es la pregunta hipotética que realiza:

“Si yo te digo, sabes qué, esta sangre es de un paciente que donó y es homosexual, ¿te la pondrías? ¿Quién dice que sí?”

¿De verdad importa la orientación sexual del donante? ¿Qué necesidad hay de darle énfasis a tus preferencias sexuales cuando irás a donar sangre?

No solo en las personas no heterosexuales es posible ser portador de una o más enfermedades de transmisión sexual, tanto virales,bacterianas o por hongos. Esto solo nos deja claro que aún existe un alto índice de ignorancia, desconocimiento y falta de cultura en la promoción de la donación sanguínea y, lamentablemente, con fuerte presencia en nuestras autoridades, mismas que dicen usar la bandera de seguridad y solamente están portando una postura de homofobia e ignorancia.

Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable.

La sangre es el regalo más valioso que podemos ofrecerle a otra persona: el regalo de la vida. La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o inclusive varias si la sangre se separa por componentes –glóbulos rojos, plaquetas y plasma–, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*