Egresado de UdeG crea casas baratas con placas de plástico

 1,241 total views,  1 views today

Ramón Espinosa Solís, ingeniero electromecánico egresado de la Universidad de Guadalajara, creó placas de 1.20 x 2.40 metros hechas de botes de champú, botellas de leche y sillas rotas para construir casas ecológicas.

El tiempo de construcción y el costo son enormes beneficios: una casa convencional de 50 metros cuadrados dura entre 3 y 4 meses para construirse, mientras que una hecha con estas placas ¡solamente 3 a 4 semanas! Y el costo es de increíblemente ¡solo la mitad!

Y por si no fuera poco, la vida de la casa se estima en 100 años, mientras que una casa normal entre 50 y 70 años.

Este material no requiere de mantenimiento, aire acondicionado o calefacción para ofrecer una buena calidad de vida a sus habitantes ya que permite una ventilación cruzada, los materiales son aislantes, lo que provoca una transmisión de calor lenta, y es más resistente a movimientos sísmicos, debido a que es flexible.

El proceso de fabricación de este material es el siguiente:

1. Se separan los plásticos y se muelen;
2. Una vez molidos se hacen mezclas (sin necesidad de agua) de acuerdo a la rigidez que se busca obtener;
3. Se ponen en un horno a 220 °C para obtener las placas.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es K9ipN3un4pgLRHoxLC5WHCrbCabLl3jirh4o1ght4_HeVqMOu5d76JqtIesKi_turPBBUDHq07I2oweAFy_oR7ZOTmW4pK29CkC3KZcC_d1AxDYlUXHd4qopR5qJgT6PY2RmcmKp

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*