Ejercicio físico y cuarentena

 667 total views,  2 views today

Adrián Tejeda, edición digital de Espacio PV

¿Qué hacer?

Respecto a la situación actual a nivel internacional y la necesidad de acatar recomendaciones para evitar ser parte del problema, la comunidad que se dedica a la industria del fitness y quienes la practican, nos vemos en una situación poco favorecedora en relación al estilo de vida que cotidianamente llevamos. En este sentido la postura de cualquier profesional en el área es clara; no se tiene porque detener de golpe la práctica del ejercicio con objetivos deportivos o para la salud, solamente habrá de adecuar el plan y el método a seguir. Hablemos de entrenamiento en gimnasio, CrossFit, la comunidad runner, aquellos que practican la calistenia y cualquier otra modalidad de entrenamiento en espacios abiertos o cerrados; siempre se cuenta con la opción de trabajar en casa y hacerlo bien. Pudiéramos hacer uso de la sala de la casa, la cochera, el cuarto y cualquier espacio que permita una secuencia de movimientos específicos para realizar nuestra sesión; y en caso de necesitar aditamentos habrá de utilizar solo aquellos que estén hechos para la práctica. ¿A qué me refiero? 

Últimamente se ha visto una gran cantidad de personajes haciendo uso de garrafones de agua como un reemplazo de la mancuerna, y en efecto, pudiera utilizarse pero solamente si se lleva la guía pertinente de un profesional en el área (licenciados en cultura física y deportes), puesto que algunos movimientos que se ejecutan no son los propios biomecánicamente hablando, y son propensos a lesiones agudas o crónicas. En relación a qué modalidad es la indicada, la realidad es que no tenemos muchas opciones y todas las vertientes nos llevan al ENTRENAMIENTO FUNCIONAL. Dicha modalidad tiene connotaciones distintas dependiendo de la perspectiva. Tradicionalmente, en el caso de atletas o personas sanas, se ha centrado en el desarrollo de la fuerza, la flexibilidad y la capacidad cardiovascular (1), englobando en estas directrices el alcance de gran cantidad de objetivos estéticos y deportivos dependiendo de su correcta ejecución.

El principio de la adaptación específica a las exigencias impuestas nos lleva a la conclusión de que para poder realizar ejercicio en casa y hacerlo bien el único camino a seguir es tener una correcta guía y un plan individual.

Gran cantidad de sujetos poco o nada preparados creen ser capaces de brindar tal guía y hasta pareciera que prostituyen el servicio a costos muy bajos; asegurando que harán llegar un plan personalizado que en realidad es genérico e idéntico para todos aquellos que piden sus servicios, lucrando con la situación y haciendo perder tiempo y dinero.

La realidad es que el ser físicamente inactivo nunca ha sido una opción y menos ahora. Con tanto tiempo libre es necesario crear hábitos que nos permitan hacer más llevadero el lapso que pasamos en casa y de paso abonar a nuestro estado de salud, objetivo que es primordial, antes, durante y después de la cuarentena.

Bibliografía:

(1). Balyi y Hamilton A. Long-Term Athlete Development: Trainability  in Childhood and Adolescence. Windows of Opportunity. Optimal Trainability. Victoria: National Coaching Institute British Columbia & Advanced Training and Performance Ltd.; 2004.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*