El día que Vallarta perdió la corona

 475 total views,  1 views today

Por Zaul G.R., edición digital de Espacio Pv

Corría el año de 1995, era un día como hoy, 09 de octubre. Un día normal para cualquier vallartense, pero cuando el reloj marcara las 9:45 de la mañana, ocurriría algo que quedaría en la historia: un sismo, pero no un sismo cualquiera, sino uno de 8.1 grados en La escala sismológica de Richter.

El epicentro fue en Colima, pero sus efectos llegaron hasta el paraíso tropical escondido en Bahía de Banderas, donde lamentablemente perdieron la vida 49 personas.

Pero lo que llamó la atención a los vecinos de aquel viejo Vallarta, fue cómo uno de sus símbolos tanto religiosos como turísticos sufrió uno de los daños más significativos: la corona de concreto sostenida por ocho ángeles, que se localizaba sobre la torre principal del templo de Nuestra Señora de Guadalupe, cayó partiéndose en dos, a una altura de más de 20 metros.

El terremoto fue tan fuerte que logró sacudir el templo y ocasionar que la corona por efectos de la gravedad regresara al piso. Afortunadamente de este suceso nadie salió lesionado. Al poco tiempo fue sustituida por una nueva, pero ahora el material del cual está diseñada es de fibra de vidrio.

Cabe destacar que la corona es una réplica original a la que usaba la Emperatriz Carlota en 1860, esposa del Emperador Maximiliano de Habsburgo.

Así que cada vez que visites el centro y pases cerca del templo de Nuestra Señora de Guadalupe, recuerda que ante cualquier adversidad nos podemos caer, pero de esa misma manera nos levantamos y con más fuerza.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*