¿El futuro está en los pies?

 302 total views,  1 views today

Por Anahi Rocha, edición digital de Espacio Pv.

Aunque existen sitios de internet especializados en la industria de la pornografía y fetiches sexuales, las fotos de los pies pueden ser comercializadas en diversas plataformas y redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, entre otras. Pero sin duda la gran ganadora en esta nueva industria es OnlyFans.

OnlyFans es una herramienta online de pago que permite a los usuarios tener un seguimiento más íntimo con sus artistas (Influencers) favoritos.

OnlyFans tiene dos maneras de funcionar, una como suscriptor y otro como generador de contenidos.

 Para usar OnlyFans el usuario debe, en ambos casos, registrarse, bien sea con una cuenta de Twitter, o directamente en la plataforma. Cada proceso tiene sus propios pasos y métodos,  maneja tarifas para todo tipo de público, aunque el mínimo de suscripción mensual es de 4,99 dólares, es decir, unos 120 pesos mexicanos.

OnlyFans no sólo ofrece fotografías de pies, su catálogo es bastante variado, entre las muchas categorías podemos encontrar  rutinas de ejercicio, consejos de salud, alimentación, bloggers, youtubers, y sobre todo contenido relacionado con sexo, pornografía, y ¡Sí! fotos de pies de un desconocido, aunque principalmente se comercializan fotografías de pies de mujeres.

En Facebook existe un grupo llamado “Mmm Patas México”,  el cual tiene como principal objetivo conectar al consumidor con el negociante, y contactar con una gran cartelera de clientes. En este grupo se emiten recomendaciones de personas dispuestas a comercializar fotos de sus pies, se detalla el número de calzado, las características principales de los pies así como el medio para contactar al usuario.

Existe un gran mercado en el concepto, los amantes de los pies no sólo compran o venden sus fotos, la comunidad también se reúne para compartir experiencias, videos, fotos, memes, e incluso chistes.

La comunidad se toma muy enserio su labor y sus reglas son especificas, pues para lo que algunas personas puede ser un fetiche excéntrico, para otros, es su forma de obtener ingresos económicos, además de ser uno de sus pasatiempos favoritos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*