El mundo puede ser como los neerlandeses respecto al home office

 212 total views,  1 views today

Por Ismael Zaragoza, edición digital de Espacio Pv.

Los Países Bajos, son el país líder en cuanto al trabajo desde casa, quienes ya estaban acostumbrados a realizarlo incluso antes de la pandemia, con un alto porcentaje de 14.1%, comparado con solo el 3.6% de los estadounidenses.

No ha sido sencillo para muchos el trabajar desde casa porque se requiere de equipo de internet veloz, habilidades nuevas como el uso de plataformas desconocidas, y la cultura laboral arraigada en una oficina o en un salón de clases, como los profesores.

En el caso de los Países Bajos –conocido erróneamente como Holanda-, más del 90 % de los hogares cuentan con internet de alta velocidad, y diversas compañías, como es el caso de Auth0, la cual ofrece flexibilidad laboral a todos sus empleados, un presupuesto para crear un lugar de trabajo en casa cómodo que ayude a la productividad. Además, fomenta el uso de oficinas compartidas (coworking), de ser necesarias.

Otra cuestión muy interesante es la estricta legislación de compensación por enfermedad, que hace que las empresas se obliguen a que sus empleados tengan instalaciones de trabajo en casa seguras, que busquen una buena salud y bienestar.

En los Países Bajos tienen valores bien arraigados que ayudan a que estos escenarios sean una realidad: democracia y participación ciudadana, que hace que los gerentes confíen más en sus empleados, como es el caso del banco ING, quienes están fomentando un programa piloto en donde los empleados pueden tomarse las vacaciones que ellos quieran siempre y cuando cumplan con sus obligaciones.

Asimismo, otra gran ventaja es que los empresarios neerlandeses requieren menos espacios de oficinas, que es un gasto considerable en cualquier negocio.

“Ahora estamos trabajando de forma remota en una escala global. Creo que saldremos de esta crisis más alfabetizados digitalmente, conscientes de que muchos de nosotros somos capaces de trabajar a distancia, con más autonomía y tal vez con la aspiración de ser más independientes”, dice el psicólogo Bart Göette.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*