En San José del Valle roban casas a plena luz del día II Local, Bahía de Banderas ll

 958 total views,  2 views today

El domingo 10 de mayo, Gabriel Topete  y Estela, su esposa,  salieron de su domicilio, ubicado en el fraccionamiento Arcos de San José, en el municipio de San José del Valle, Nayarit. Su tranquilidad fue interrumpida a las 11:00 de la mañana,  cuando su vecina, la señora Brenda Rubio, los llamó para informarles que se habían metido a robar a su casa. Al llegar, encontraron que efectivamente habían destrozado el cerrojo de la protección de la puerta, así como las chapas, y que por falta de tiempo al ser descubiertos, sólo  habían alcanzado a robar una televisión de plasma de 32 pulgadas, marca Daewoo, con un valor de poco más de 3 mil pesos.

La persecución:

La señora Brenda y su esposo, Raúl González, iban pasando en su camioneta cuando vieron la puerta abierta de la casa de Gabriel, y alcanzaron a escuchar que uno de los delincuentes le dijo al otro “Ya cierra la puerta”, mientras salían del domicilio con la televisión,  ambos se subieron a la motocicleta marca honda, color negra y sin placas, el conductor traía un casco rojo, y el otro una mochila con herramienta con la que forzaban las puertas, ambos con edad aparente de entre 25 y 35 años. Al ver que sus vecinos habían sido robados, Brenda y Raúl los persiguieron en su vehículo durante algunas cuadras, hasta que se escabulleron en el Panteón Municipal. Sin éxito en la persecución, fue cuando le hablaron a Gabriel. Minutos después se habló a la policía, quienes tardaron casi 30 minutos en llegar, y supuestamente 20 minutos atrás habían hecho rondín por esa zona sin ver nada sospechoso.

Modo en que operan estos delincuentes:

Según otros testigos, los delincuentes iban tocando casa por casa, si alguien salía, entonces preguntaban por “Pancho”, para disimular sus intenciones. Si veían la casa vacía, continuaban tocando a otras casas, cerciorándose de cuáles y cuántas casas estaban vulnerables,   posteriormente volvían a tocar donde no les abrieron, y  una vez seguros de que la casa estaba vacía entraron a robar.

Ante inseguridad vecinos alertas:

Según Gabriel,  el robo se ha hecho común en esta zona, pues  la mayoría de vecinos ya ha tenido una experiencia de robo.  No es la primera vez que intentan meterse a su casa, anteriormente ya habían intentado ingresar por la parte trasera, pero gracias a la protección que tiene en el techo “tipo jaula” no lo habían logrado, hasta ahora.

“Hace 15 días a una vecina se le metieron por la parte de atrás y le robaron unas extensiones, a otro le robaron aparatos para ejercicio que dejó afuera de su casa, incluso ropa de los tendederos, ahora sí que aquí los delincuentes están a la orden del día”.

Ante esta situación, vecinos de la colonia han optado por reunirse y buscar alternativas para mantener sus hogares a salvo, pues aseguran ya son demasiados los robos a los que están expuestos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*