Fracasa el fideicomiso de turismo e impulso también

 546 total views,  1 views today

Apreciable lector, una vez más nos volvemos a encontrar, y primero que nada, le agradezco su cliquear a esta columna semanal de “El círculo rojo, con Rojo” y que para iniciar con su lectura le recomiendo se ponga cómodo, ya sea en el baño, el camión, su oficina o mesa listo para desayunar, mientras, con un café en su mano y en la mía un trago del tequila que encontré en mi alacena, nos disponemos a brindar por los temas que al día de hoy es necesario precisar.

Y es que hoy que escribo esto, se celebra el Día Mundial del Turismo y con gran pesar le informo, que el Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta tiene un largo historial de fracasos tanto operativos, como promocionales y administrativos de varios años. Al grado de que esto llevó al Gobierno de Jalisco a ejecutar una auditoría por 504.8 millones de pesos, y debido a las severas discrepancias y limitantes en la información analizada, se decidió que la era del fideicomiso a cargo del municipio llegara a su fin, y pasara a manos del gobierno estatal, ya que de esta forma se aseguraría que la promoción del destino se llevaría acabo de la “mejor” manera.

Si se preguntó el porqué de las comillas en la palabra mejor del párrafo anterior, le felicito por observador, y además, le comento que en esta nueva etapa a cargo del gobierno del estado, tampoco se han obtenido los resultados más favorables, y no lo digo solo por la cuestionable capacidad de Luis Antonio Villaseñor, director interino del fideicomiso sobre cómo llevar acabo la promoción de un destino turístico de talla internacional como el nuestro, ni tampoco lo digo por Susana Rodríguez directora de Turismo de Playa quien ni siquiera ostenta un título universitario para ejercer un puesto tan importante como este, o mínimo, para entender que las medidas de seguridad establecidas por la pandemia que azota al país son de obligatoriedad para todos los ciudadanos, incluyéndola a ella y a Luis Antonio Villaseñor, quienes no respetan los lineamientos establecidos de Salud, aunque al día de hoy se han gastado dos millones de pesos “concientizando” a la ciudadanía del uso del cubrebocas. Tampoco lo digo por la pésima estrategia de traer youtubers que solo han afectado a nuestro destino, o por la campaña denominada “Puerto Vallarta Revive Contigo”, campaña llevada a cabo por la misma agencia de publicidad que ya en el pasado también estuvo envuelta en una gran controversia derivada de la licitación y contratos entre esta agencia de publicidad y el fideicomiso. Y no me hagan hablar de los 15 millones a Ricky Martin por un vídeo donde aparece Puerto Vallarta durante 6 segundos, o sobre los exorbitantes salarios de la dirección, los viajes poco justificados a distintos países, la información que se perdió de transparencia en el sitio web en el 2017, así como los famosos vuelos que se inauguraron a Finlandia y Panamá. Y es que todo esto requirió de una gran inversión y solo hubo muy malos resultados.

Al iniciar la auditoría al Fideicomiso, la Contraloría Estatal declaro que “se estaban prefigurando distintas irregularidades en la operación de ese instrumento financiero, y que la auditoría preliminar presentada arrojaba discrepancias o actos faltos de documentación, ausencia de comunicación con autoridades municipales y seguimiento de los acuerdos asumidos”.

Entonces, ¿Por qué no se entregan aun los resultados de la auditoria? Y, sobre todo, ¿Por qué siguen las mismas personas y proveedores trabajando en el Fideicomiso después de haberse revelado todo esto?

Una vez más, hay más preguntas que respuestas, y es que, así como no hay resultados favorables de su estrategia para reactivar la promoción turística del destino, aún no hay resultados favorables que indiquen que algún día tendremos funcionarios capacitados en estos puestos públicos.

En fin, dejando de lado la cuestión turística pasemos a otro tema, la política universitaria, es bien sabido que la UdeG tiene su propio gobierno conformado por un consejo, “El consejo universitario” y cada centro tiene el suyo, por lo que el Centro Universitario de la Costa no es la excepción, sino está familiarizado con esta cuestión, le explico; el consejo universitario se conforma por académicos, administrativos, estudiantes y el rector, y dichos partícipes de este consejo se eligen mediante un ejercicio democrático dentro de la universidad encabezado por planillas, que estas a su vez, forman parte de grupos políticos de la red universitaria, llámese Movimiento Índigo, Corazón Universitario o Impulso, y es de este último del que le vamos hablar.

Existe una problemática milenaria en el Centro Universitario de la Costa, y ese es el incremento de la orden de pago en cantidades excesivas para tres carreras en particular, biología, enfermería y medicina, teniendo registro de llegar casi hasta los 6,000 pesos, siendo la Universidad de Guadalajara una escuela pública. Dicha problemática como les comento, no es nueva, de hecho, su servidor formó en su momento parte del grupo que exigía bajara dicha cantidad, tanto en el consejo de centro, como sin ninguna representación estudiantil y antes de su servidor, estuvo Martín, otro biólogo entusiasta que sentó las bases para esa lucha, posteriormente a nosotros, se colocó en el ring otro joven biólogo Jesús Serrano, mejor conocido como Chey, dichos personajes junto a otros más de las diferentes carreras que les mencioné, lucharon incansablemente para ver reflejada esa lucha en las ordenes de pago de los estudiantes, algo que desgraciadamente durante su estancia en la universidad no lograron ver. Y es que, no fue hasta hace unos cuantos días que la noticia salió a la luz, el rector del Centro Universitario de la Costa el Dr. Jorge Téllez López, consiguió la baja del precio en las ordenes de pago gracias al consejo universitario, mediante una sesión en la plataforma de zoom, donde cabe mencionar que el único estudiante perteneciente al consejo que estuvo presente fue Antonio Toscano, de la planilla Corazón Universitario, quien en redes sociales dio a conocer la noticia, para alegría de muchos.

¿El problema entonces cuál es Rojo? Se preguntará usted, pues que básicamente la expresión política de impulso se adjudico totalmente ese logro mediante sus representantes, que si bien, han sido parte de la lucha actual, no ha sido obra únicamente de ellos, dejaron de lado al rector, a sus compañeros consejeros y a otros líderes estudiantiles. Aunque les he de confesar, que conociendo las bases que mantienen a impulso de píe, no fue sorpresa para nadie que hayan hecho esto, debido a que tienen un largo historial de adjudicación de logros en el tiempo que tienen existiendo en la universidad.

Recordemos algo, la Universidad de Guadalajara es el semillero político por excelencia del estado de Jalisco, y no es casualidad que muchos representantes actuales o jóvenes que están incursionando a la vida política hayan sido parte de algunas de estas expresiones universitarias. Por ejemplo, Susana Rodríguez, nuestra querida directora de Turismo de Playa quien reiteramos no tiene ni siquiera su título universitario y se ha desempeñado de una forma tan perecedera en su puesto, fue en su momento, parte de impulso, la misma expresión que se adjudica logros únicamente como propios. Siempre tengan presente mis estimados lectores quien quieren que los represente y en muchas ocasiones para nuestro estado y municipio, eso se decide desde la universidad.

Yo me voy mis estimados, no sin antes recordarles como cada semana, que tenemos contenido todos los días, noticiero semanal, video columnas, notas y las entrevistas con agentes de la política municipal, así como muchas otras cosas más. No olviden seguirnos en todas nuestras redes sociales y esperar las sorpresas que les tenemos preparadas cada semana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*