Grupo México y el deterioro ambiental del país

 201 total views,  3 views today

Por: Rojo edición digital de Espacio PV

Grupo México, una empresa líder en producción de cobre, transporte ferroviario e infraestructura que, durante 80 años, ha evolucionado y se ha diversificado para convertirse en una empresa estable, “sustentable” y siempre a la vanguardia tecnológica. O al menos es lo que dice su portal de internet, las comillas en sustentable recuérdenlas, serán importantes después.

La empresa en cuestión, fue fundada por José Ángel Gutiérrez Contreras y Germán Larrea Mota Velasco en 1978. En el año 2000 era la empresa número tres más importante del mundo en producción de cobre.

Grupo México es una empresa de clase mundial, con presencia en México, Perú, EUA, Argentina, Chile, Ecuador y España. Ahora, claro está que no todo es la vanguardia tecnológica o la estabilidad que mantiene, tampoco sus spots en Cinemex del tren de la salud, mejor conocido como el Dr. Vagón, que trata de un tren equipado como clínica ambulante que lleva servicios médicos gratuitos a las comunidades más alejadas y necesitadas del país.

Como podemos ver, Grupo México tiene un compromiso bastante latente con lo que pareciera el mejorar las oportunidades de todo un país, luchar por la igualdad de todos los ciudadanos y ser una empresa socialmente y ambientalmente responsable.

Desgraciadamente también ha sido el responsable de algunos de los desastres ambientales más importantes en México y el último ocurrió el pasado 9 de Julio del presente año, donde Grupo México derramó 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés.

Ahora después de 12 días, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó dos inspecciones a la Unidad Terminal Marítima de Guaymas, Sonora y procedió a clausurar de manera parcial temporal las obras y actividades de Grupo México, puesto que no cuentan con autorización de impacto ambiental.

Grupo México es el claro ejemplo de que poner la palabra “sustentable” en el objetivo o descripción de tu empresa no significa garantizar el realizar las acciones que ésta palabra establece.

El mal aprovechamiento de los recursos y la pésima ejecución de la ley es el pan de cada día en nuestro país, el verdadero desarrollo de México que tanto quieren lograr, pero no se esfuerzan por alcanzar solamente ocurrirá al planificar verdaderamente los criterios de sustentabilidad, la preservación del patrimonio natural y de responsabilidad ecológica.

Pues el dilapidar los recursos naturales para el beneficio de algunos cuantos se traduce en una sola cosa; deterioro de la base natural, que esto a su vez significa la afectación a la salud y por ende el incumplimiento de nuestro artículo cuarto constitucional, donde ya no se está cumpliendo la obligatoriedad que tiene el estado a proporcionar un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de los ciudadanos.

México, ese país que es pilar en la creación y formulación de leyes, pero no en su ejecución, si la ley sólo es de aplicabilidad voluntaria como lo hemos visto desde hace tanto, entonces déjenme decirles mis amigos. Estamos jodidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*