Homeopatía: ¿Timo o medicina?

 613 total views,  2 views today

El problema de las terapias y la medicina alternativa (como la acupuntura, reiki o bioneuroemoción) es que lejos de contribuir a la mejoría del estado de salud, la empeoran. Incluso cuando la persona logra mejorarse no es por el tratamiento sino por otros fenómenos bien estudiados como la regresión a la media o el efecto placebo. Pero, enfoquémonos en la homeopatía, las demás terapias alternativas ya tendrán su debido análisis.

La homeopatía, según lo define la Secretaría de Salud (2018), “es un modelo médico clínico terapéutico que cuenta con más de 200 años de existencia y que utiliza sustancias obtenidas de vegetales, animales y minerales principalmente, en concentraciones muy pequeñas disueltas en agua y alcohol […] agitadas de una forma específica […] la homeopatía propone una terapéutica basada en el principio hipocrático en que lo semejante se cura con lo semejante, fortaleciendo al cuerpo para que se sane a sí mismo”.

Analicemos brevemente cada parte de dicha definición.

1. Es un modelo médico clínico terapéutico: básicamente se entiende que su finalidad es dar tratamiento a determinadas enfermedades o afecciones.

2. Con más de 200 años de existencia: la homeopatía fue fundada por el alemán Samuel Hahnemann aproximadamente en 1796. En efecto, tiene más de 200 años, tiempo suficiente para comprobar su efectividad ¿no?

3. Utiliza sustancias obtenidas de vegetales, animales y minerales principalmente, en concentraciones muy pequeñas disueltas en agua y alcohol: ¿concentraciones muy pequeñas? este punto se desarrolla más adelante.

4. La homeopatía, propone una terapéutica basada en el principio hipocrático en que lo semejante se cura con lo semejante, fortaleciendo al cuerpo para que se sane a sí mismo: ¿Lo semejante se cura con lo semejante? Ok, dejémoslo para más adelante.

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa que no ha podido demostrar su efectividad en estudios científicos rigurosos a pesar de que lleva existiendo más de 2 siglos, sus dos principios básicos son:

  • “Lo similar cura a lo similar”
  • “La dilución incremente la potencia”

Los anteriores principios corresponden al punto 3 y 4 de la definición ya desglosada. La afirmación de que, lo similar cura lo similar, hace referencia a que si en el cuerpo se manifiestan determinados síntomas la sustancia que provoca esos mismos síntomas puede combatir la enfermedad o el malestar. En otras palabras, es como querer aliviar el insomnio consumiendo cafeína, el insomnio no deja dormir, ¿entonces qué sustancia tiene la capacidad de inhibir el sueño? ¡La cafeína! Pero para que tenga efecto en el organismo la misma debe ser diluida. Ahí es donde entra el segundo principio, pues entre más diluida este la sustancia (en este caso la cafeína) mayor será su efecto.

Pero sucede algo curioso, uno pensaría que se diluye una cantidad significativa de cafeína en una porción de agua, pero no es así, para ejemplificarlo imagine la siguiente situación: usted tiene insomnio y su lógica homeopática le lleva a realizar un diluido capaz de acabar con sus problemas de sueño. ¿Cómo hacerlo? Bien, tomé una cuchara de café, échela en una botella de agua (la cucharada debe de ser de una décima parte en relación con la botella), luego saque una décima parte de la mezcla obtenida y colóquela en un garrafón de agua, revuelva, tome una décima parte del agua obtenida y échela en una alberca, revuelva. Listo, ha diluido la cafeína y ha obtenido un remedio para su insomnio.

Debo confesar que el ejemplo es una simplificación del procedimiento para obtener un diluido homeopático, para hacerle justicia a los homeópatas ejemplificaré uno más. Supongamos que tiene botellas con una capacidad de 2 litros, una la llena de agua a 9/10 de su capacidad y en la otra pone 1/10 de cafeína, posteriormente, revuelve la cafeína en la botella de agua y saca una décima parte de la mezcla obtenida, coloca la mezcla en otra botella llena de agua a 9/10 de su capacidad y así hasta que haya realizado en total 5 diluciones. El resultado en cifras de lo que ha realizado es: 0.00001 (si las matemáticas no me fallan).

Lógicamente un diluido de tales proporciones no tendrá efecto en su insomnio, lo que si tendrá es una botella de agua que le permitirá seguir hidratándose.

Una justificación que usan los homeópatas es que sus diluidos no provocan efectos secundarios como sucede con la medicina, lo que se les olvida mencionar es que tampoco produce efectos primarios (¡recuerden el 0.00001!).

La homeopatía a pesar de su popularidad no es respaldada por la investigación científica, si los homeópatas siguen creyendo que pueden curar lo que la medicina científica no ¿por qué no hacen públicos sus tratamientos contra el cáncer o la diabetes? ¿Por qué no van a China o Italia a luchar contra el coronavirus? Cierto, no pueden hacerlo.

Si la homeopatía tuviera efectividad sería medicina, no medicina alternativa.

Para profundizar más puede revisar:

Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas: https://www.apetp.com/index.php/homeopatia/

Grimes, D. (2012). Proposed mechanisms for homeopathy are physically impossible. Focus on Alternative and Complementary Therapies, 17 (3), 149–155.

Nullius In Verba Web Site: https://nulliusinverbasite.com/homeopatia-entre-mitos-y-verdades-o-como-vender-el-litro-de-agua-mas-caro/

Secretaría de Salud (2018). Homeopatía en México. https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/homeopatia-en-mexico

ELSEVIER: https://www.elsevier.com/es-es/connect/actualidad-sanitaria/homeopatia-ciencia-o-pseudociencia-de-la-salud

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*