La absurda serie del momento sobre el caso Paulette.

 494 total views,  1 views today

Por Anahi Rocha, edición digital de Espacio Pv.

El pasado 12 de Junio se estrenó en Netflix la mini serie “Historia de un Crimen: la búsqueda”, la cual ha sido aplaudida por muchos y abucheada por otros, dependiendo el gusto del público. Lo cierto es, que en pocos días la miniserie se ha convertido en tema de conversación y en este momento es parte del Top 10 de las más vistas por el público mexicano.

Lo que para algunos es una sátira política bien implementada es para otros una burla y falta de respeto a la trágica muerte de una niña inocente.

La historia acerca de la muerte de Paulette y el cómo fue llevado el caso de una manera pública y absurda, sin duda causa indignación y enojo a gran parte de la población que siguió desde sus televisores, los hallazgos por parte de las autoridades. El caso Paulette fue una causa que unió a millones de mexicanos en el año 2010 y posteriormente se utilizó como estrategia política en contra del entonces gobernador del Estado de México y posteriormente presidente del país Enrique Peña Nieto.

Existen algunos puntos importantes para entender mejor la mini serie que ahora está siendo duramente criticada o aclamada.

1. El soundtrack.

Se pueden presenciar canciones como I Gotta Feeling en medio de escenas de mucha tensión. Para entender esta parte debemos partir del año en que todo sucedió, en el año 2010 llegaba a México el grupo llamado The Black Eyed Peas, con su canción I Gotta Feeling que se estrenó en el año 2009 pero se convirtió en un éxito al siguiente.

Justo en estos tiempos México enfrentaba problemas como el crimen organizado, el alto precio de la canasta básica, las desapariciones, entre otros asuntos. Mientras esto sucedía en la radio sonaban Meet me Halfway para amenizar la guerra contra el Narco; I Gotta Feeling durante el  Caso Paulette; Pump It, mientras sucedían los Gasolinazos; y  Firework durante los Narco bloqueos. ¡Así que no! la mini serie no es culpable por este hecho.

2. La excesiva sudoración de Alberto Bazbaz.

El entonces procurador de justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz, fue uno de los personajes más importantes en el caso Paulette, quién posteriormente se convertiría en el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda, institución encargada de detectar e investigar el lavado de dinero y financiamiento ilícito.

¿Coincidencia? No lo creó.

Después vendría el tan conocido caso “Pegasus”, en el cual Alberto Bazbaz, fue señalado como colaborador pero no se procedió jurídicamente en su contra, pues para esos años (2018) él era titular del Centro de investigación y seguridad Nacional.

En al año 2010 Alberto Bazbaz, fue severamente criticado por su desempeño en el caso Paulette, en las entrevistas se le notaba muy nervioso y constantemente se contradecía con otras versiones oficiales. Finalmente renunció a su cargo ese mismo año.

3. Alfredo Castillo

¿Recuerdan los Juegos Olímpicos, Río, 2016?

El deportista mexicano Bredni Roque, ganador del quinto lugar en levantamiento de pesas utilizó un uniforme parchado y sin la bandera de México, porque las autoridades deportivas mexicanas no le otorgaron uniforme de su talla. Roque utilizó un uniforme parchado para tapar las marcas (publicidad) que estaban en las prendas pues era eso o salir desnudo.

El titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Alfredo Castillo, negó además el apoyo financiero a las federaciones mexicanas de box, tiro con arco, atletismo y remo. Río, 2016, fue una decepción para los deportistas mexicanos pues la corrupción de CONADE (Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte) alcanzó niveles nunca antes vistos. Y aún teniendo como antecedente el caso Paulette, a Castillo se le confío esta gran responsabilidad. Nota: “Si crees que la serie es absurda no conoces la política en México”.

4. Lizette Farah y Harry Potter.

La madre de Paulette se convirtió en tema de conversación después de la desaparición de la pequeña, entre entrevistas, ensayos y teorías conspirativas, Lizette, fue poco a poco introducida a un mundo mediático, una sociedad que constantemente la señalaba como responsable de la desaparición y una cacería de brujas por parte de la Procuraduría.

Los días pasaban y nadie tenía ninguna noción del paradero de Paulette, y ¿Qué pasa en estos casos? ¡Culpar a los padres por supuesto! Claro que si tienes familiares influyentes como en el caso de Mauricio Gebara, padre de la menor, entonces que se culpe a la madre, Lizette Farah, quien se convirtió en la principal sospechosa de la desaparición y posteriormente muerte de su hija. Es cierto que se le notaba tensa, pero a la vez pendiente de los detalles y avances en la investigación.  La catalogaron como una mujer fría y manipuladora, ágil mental y una posible homicida. Aunque las investigaciones determinaron la muerte de Paulette por asfixia, la opinión pública condenó a Lizette como responsable del homicidio de su hija, una opinión que con el paso de los años no se erradicó.

La serie cumple con el objetivo de entretener a la audiencia, aunque sin duda no es lo mejor que Netflix ha producido.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*