La práctica ética del entrenador de la salud y el fitness, empirismo vs la profesionalización.

 325 total views,  1 views today

Por: Adrián Tejeda Romo edición digital de Espacio Pv

La práctica profesional del entrenador dígase en el contexto fitness o deportivo no está medida en el contexto nacional, cualquiera puede desempeñar ese rol con o sin preparación académica pertinente.

Si bien, distintas universidades de prestigio brindan un plan de estudios y una trayectoria académica que permite profesionalizar el campo, existen otras alternativas en gran auge que están teniendo un impacto negativo en dicho objetivo general.

En este sentido, universidades como la UDG y la UANL (por mencionar algunos ejemplos) promocionan la licenciatura en cultura física y deportes y la licenciatura en ciencias del ejercicio respectivamente, a su vez, que existen una gran cantidad de organizaciones y personajes que brindan certificaciones y/o seminarios presenciales o en línea con el afán de capacitar entrenadores para su inclusión en el campo laboral. Situación que está afectando a la población que hace uso de instalaciones que se dediquen al área del fitness.

Esto debido a que no cuentan con los conocimientos mínimos necesarios en diversos campos de estudio, situación que, además, compromete el estado de salud de aquellos que acuden a sus servicios.

La aplicación del método científico es una determinante en todo profesional con la preparación académica que brinda una licenciatura, el empirismo es un limitante que impide seguir dicho método que, mediante juicios de valor impropios, frena el alcance de conocimientos.

Si bien el camino empírico de conocimiento tiene de forma implícita un alto grado de experiencia en la práctica, esta es invalida si no está acompañada de un sustento científico validado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*