La televisión frente a las nuevas tecnologías

 268 total views,  1 views today

Por Omar Peralta, edición digital de Espacio Pv.

La aparición de nuevas tecnologías como teléfonos inteligentes, tablets, computadoras portátiles, acompañados del uso de internet han hecho a un lado a la televisión como el principal medio de comunicación tanto informativo como de entretenimiento, pues gracias a los nuevos contenidos como streaming, páginas de internet, videos, redes sociales, juegos y videojuegos, han resultado más  innovadores e interesantes para las audiencias, en especial en una época donde hemos tenido que vivir encerrados varios meses por el coronavirus. Inclusive hace ya mucho tiempo que los libros, los periódicos impresos y quizá hasta los juegos de mesa ya no son el principal medio de información y mucho menos de entretenimiento, pues es una realidad que nos hemos convertido en una sociedad muy audiovisual, donde nos resulta más fácil y atractivo la interacción con la tecnología.

Sin embargo, la televisión no ha sido olvidada y se encuentra muy lejos de desaparecer, pues hoy en día mucha gente sigue teniendo al menos un televisor en casa, aunque quizá ahora ya no sea la misma rutina de antes donde nos sentábamos a cierta hora del día para poder disfrutar nuestro programa favorito, hoy la  utilizamos como una rutina más de nuestra vida, pues en ocasiones sólo lo encendemos implícitamente para sentir alguna compañía, mientras comemos e incluso antes de dormir, sin tomarle tanta importancia a la programación que nos ofrece.

Es evidente que los contenidos que nos ofrece la televisión se han visto superados por la aparición de plataformas como Netflix, Amazon y demás contenido que encontramos en internet, pues normalmente los programas que tiene la televisión son muy repetitivos, las principales cadenas como Televisa, Tv Azteca e Imagen Televisión tienen una programación muy similar en todos sus canales. Esto se ve reflejado en el alejamiento de las nuevas generaciones ante el televisor, pues optan por contenidos más atractivos que se acomoden a sus gustos, ya que estas nuevas tecnologías permiten acceder a ellas en el momento que quieras y el tiempo que deseas.

No obstante, la televisión como medio informativo, mediante los noticieros, sigue siendo una de las fuentes más importantes para saber el acontecer nacional e internacional. Y es que a pesar de que muchas personas saben que la información que se ofrece puede estar manipulada o incluso se puede omitir gran parte de ella, se siguen viendo porque es de las fuentes más rápidas y precisas a las que se puede acceder. Y es que podría decirse que los noticieros no son ni buenos ni malos, pero a veces se ven muy limitados en cuanto al tiempo de informar y se centran en sus ideologías e intereses para dar a conocer la información.

La televisión junto con los demás medios audiovisuales, se han convertido en una herramienta importante que toma un papel muy relevante ante situaciones de catástrofes, como en los temblores, o la actual pandemia del coronavirus, aunque dichos medios nos mantienen constantemente informados, hay que saber obtener datos confiables,  pues en los medios de comunicación circula todo tipo de información que nos hace dudar en quién confiar.  

Los medios también son nuestra fuente de conocimientos sobre los contextos que pasan en el mundo. Por ejemplo, con el coronavirus, que es un agente infeccioso de tamaño microscópico, del cual no se sabe mucho y lo poco que se sabe lo hemos adquirido por lo que vemos y escuchamos en los medios, y a su vez nosotros nos convertimos en un comunicador cuando filtramos esta información y conocimiento al hablar con nuestros familiares y amigos.

Los medios deben ser cuidadosos en la forma en que dan a conocer la información. Datos erróneos o confusos pueden desatar pánico, miedo y preocupación en algunos de los espectadores, pues se vuelven sensibles al escuchar los discursos que manejan los medios. De igual forma deben estar actualizados en cuanto a información y no tratar de repetir constantemente lo mismo, pues por otro lado podría hacer que las audiencias lleguen a su límite y en vez de crear a un público informado incitan al desinterés de saber lo que pasa, lo que provoca que terminen buscando otras formas de comunicación o entretenimiento.

Por lo tanto, no es sorprendente que los medios de comunicación audiovisuales, tanto informativos como de entretenimiento, hayan aumentado drásticamente en tiempos de confinamiento, pues además de tenemos más tiempo libre para visualizar contenido en internet, la incertidumbre y curiosidad nos obligan a acercarnos a diversos medios para estar lo mejor informados posible y acceder al sin fin de entretenimiento que ofrecen para poder distraernos y tener un confinamiento menos pesado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*