La UAG lista para regresar a clases presenciales

 125 total views,  2 views today

La Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) está lista para el regreso presencial a clases el siguiente cuatrimestre que inicia el próximo 17 de mayo, derivado y conforme a las disposiciones emitidas por el Gobierno del Estado de Jalisco. 

Este regreso a clases se dará siguiendo todos los protocolos de seguridad y cuidado de la salud determinados por las autoridades sanitarias y que han sido debidamente implementados en la UAG, entre ellos la vacunación contra el COVID-19 del personal docente y de servicios académicos y administrativos. 

Todos los profesores impartirán sus clases en las aulas, talleres y laboratorios en los horarios programados para cada materia, ofreciendo además un formato híbrido para la participación de los estudiantes de manera remota. 

Los grupos que no sean numerosos, de entre 12 y 15 alumnos aproximadamente, podrán asistir al 100% de sus clases de manera presencial en el horario establecido, dependiendo del tamaño y cupo del lugar asignado. Los grupos mayores se dividirán para que los alumnos asistan a clases presenciales en forma alternada, tomando en cuenta también la frecuencia de la clase. 

Desde hace varios meses, la Autónoma diseñó un plan de seguridad y capacitación, así como una significativa inversión en su infraestructura, instalaciones, sistemas, protocolos, tecnología y organización para continuar con su labor educativa y brindar un entorno seguro a sus estudiantes, padres de familia, colaboradores y visitantes.   

Protocolos y acciones 

Para lo anterior se creó el Comité de Regreso y Continuidad Laboral Segura, que encabezó la Rectoría y el Área de Recursos Humanos, del que se desprendieron subcomités especiales que revisaron e implementaron la normatividad publicada a nivel federal y estatal sobre cómo proteger y evitar la propagación del virus e investigaron modelos de organizaciones nacionales e internacionales para enfrentar la emergencia, adaptando las mejores prácticas para la UAG. 

Las ordenanzas que el comité implementó fueron entre otras: adaptación de espacios, cuidar la sana distancia, limpieza continua de objetos y espacios, sanitización de instalaciones y objetos, requisición de información sobre la salud de colaboradores, vigilancia de accesos, uso obligatorio de cubrebocas, gel antibacterial, caretas, creación e instalación de señalética pertinente, evitar aglomeraciones, realizar vigilancia epidemiológica, proteger a los más vulnerables, llevar bitácoras e informar a las autoridades sobre la incidencia de casos. 

La capacitación a toda la comunidad universitaria fue uno de los grandes esfuerzos que se ejecutaron, se impartieron cursos en línea para dar a conocer qué es el virus, cómo se contagia, evoluciona y afecta a las personas; también el cómo evitar que se propague, medidas de limpieza, prevención y qué hacer si una persona o el individuo presentan síntomas. 

Innovar en la educación 

A nivel académico la UAG respondió con su novedoso Modelo B-Leaning, un sistema de enseñanza y aprendizaje que está centrado en el alumno a través de la combinación de diferentes espacios de aprendizaje: presencial en aula, presencial a distancia, on line, y presencial on line, los cuales se adaptan de acuerdo con las circunstancias del alumno y la clase. 

Este modelo fundamenta su calidad educativa en la acreditación de programas académicos, profesores certificados, la vinculación con distintos sectores e instituciones nacionales e internacionales y está orientado hacia la innovación sostenible.  

El mismo no se trata de una medida pasajera, sino de una transformación que, por su trascendencia, llegó para quedarse.  El modelo permite que las actividades como conferencias, asesorías, clases, inmersión laboral y actividades recreativas, culturales y deportivas continúen a distancia, aunque la Autónoma ya está lista para recibir a los alumnos en clases presenciales. 

Inversión en todas las áreas 

Otra de las grandes acciones llevadas a cabo en la institución fue la inversión y renovación de infraestructura de la que se encargó la Dirección Administrativa de la UAG que coordinó las labores de implementar sistemas tecnológicos de autoservicio, vigilancia, protección civil, planta física, limpieza, sanitización, compras y evaluación de las necesidades que se requerían para este regreso seguro. 

Lo anterior dio como resultado que se consiguiera el distintivo de Sistema Integral para la Reactivación Económica (SIRA) que otorga la Secretaria de Salud de Jalisco para aquellas compañías y organizaciones que cumplen con una normatividad y protocolos sanitarios que las certifica como lugares seguros para continuar con sus actividades y servicios. 

La UAG continuó la remodelación de edificios, aulas, laboratorios, simuladores, espacios comunes, jardineras, áreas verdes y otras renovaciones en todos sus campus e invirtió en virtualizar sus clases, prácticas y servicios, por ejemplo, con la compra de 180 cámaras Poly Studio (para aulas y clases virtuales) y más de 200 cámaras Logitech Brio (que pueden transportarse) que se han distribuido en todos los campus y niveles educativos de la Autónoma para la impartición de clases hibridas. 

A su vez los laboratorios de la UAG se virtualizaron, para que así los estudiantes pudieran continuar con sus clases, se compraron softwares para que continuaran con sus prácticas, y que desde su hogar pudieran estudiar como si estuvieran en el campus. Para lo anterior se impartió capacitación para el uso de diversas plataformas como Teams de Microsoft y Zoom y todos los salones cuentan con tecnología para la impartición de clases hibridas, presenciales y en línea. 

La Autónoma creció su conectividad a internet y los sistemas de protección de datos, así como de servicio de su sitio web, servidores y plataformas para ofrecer un mejor servicio a los profesores y alumnos que tuvieron que adaptarse a las clases virtuales.  

Con estas y muchas otras acciones, la UAG, preocupada por su comunidad y comprometida con sus valores y con la vida humana, continúa su transformación y adaptación y no permitió que la pandemia fuera una dificultad para que sus estudiantes continuaran con su labor formativa y así mantenerse como una de las mejores universidades de nuestro país.    

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*