La vida de un estudiante de Biología.

 1,389 total views,  1 views today

La vida de un estudiante de biología, es dura, ya que la carrera no solo exige que acredites todas las materias, que apruebes todos los exámenes o que lleves tu bata de laboratorio limpia, cosa que nunca sucede, te exige compromiso, no con la universidad, no con el maestro, sino contigo mismo y el amor por la vida, que a final de cuentas esa vida es nuestro medio de estudio.

Es aprender Taxonomía con un montón de palabras que a nadie más le interesa, es escuchar cantidad de incoherencias que dice la gente sobre qué animal es venenoso o que por alguna extraña razón, creen que todos los animales pican. Es un debate continuo y todo un martirio escuchar ¿Y por qué estudias Biología? ¿En qué vas a trabajar? ¿Es una carrera? ¿Y qué hacen, cuidar plantas y animales? ¿Si hay campo laboral?. Sin saber que la Biología es la que estudia todo ser vivo, su origen y evolución, sí, EVOLUCIÓN, aunque les sangre el hocico. Y que sin ella, ni siquiera seríamos capaces de comprender como es que sucede ese magnifico proceso de la replicación, entre otras miles de cosas, que han sido base para la compresión del mundo y la existencia de todo lo presente en el.

Pero sobre todo es una maravilla poder apreciar y ver todas esas cosas que pasan desapercibidas por los demás, pues donde muchos ven una hoja, nosotros vemos la histología y anatomía completa de esa planta, porque cuando la gente ve un animal nosotros ya estamos pensando en su nombre taxonómico.

Pero sobretodo es un honor ser un futuro biólogo pues a pesar de lo que podamos o no llegar a ganar, ser biólogo es amor al arte y la vida. Es vivir y jugar el mismo juego que los demás, pero con una visión diferente del medio que nos rodea y tratar constantemente de mejorarlo, manteniendo el equilibrio ecológico que existe.

Fotografía: Grupo de Biología del Centro Universitario de la Costa UdeG
Después de una conferencia del Dr. Antonio Lazcano Araujo en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara. 2015

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*