Llega la Era de la Comida Algorítmica, con sabores e ingredientes increíbles

 805 total views,  1 views today

 

 

Miles de personas alrededor del mundo son intolerantes a la lactosa, vegetarianos o veganos. ¿Qué pasará en los años venideros ahora que existen compañías que están creando alimentos con sabor idéntico a carne de res o a lácteos pero creados con vegetales?

La startup chilena The Not Company (La No-Compañía en español) o su abreviatura NotCo, elabora alimentos increíbles: leche, helado, mayonesa, entre otros hechos de ingredientes muy diferentes a los acostumbrados pero con sabores idénticos a los mismos. Por ejemplo, el helado está hecho de piña, repollo y chícharos, y la mayonesa, no contiene huevos.

Y está trabajando en producir un sustituto de carne, de origen vegetal.

Matías Muchnick, su cofundador dice que el 92% de los consumidores de su mayonesa no es vegetariano y ni siquiera se dan cuenta de la diferencia.

Resultado de imagen para comida algoritmicaAdemás, Muchnick argumenta que la industria ganadera es la principal causa de los problemas ambientales. “Hay que invertir una cantidad brutal de recursos como tierra, agua y energía para producir un kilo de carne”. Para producir un kilo de arroz por ejemplo, se requieren 2,500 litros de agua contra los 15,300 para un kilo de carne, además de la enorme cantidad de gases tóxicos mediante flatulencias que producen como el metano.

Y no solo eso: otra de las ventajas del porqué invertir en el reino vegetal es que existen más de 400,000 especies de plantas, de las cuales solo se conocen el 0.1 %, por lo cual hay un potencial enorme, pero a la vez un reto.

El emprendedor se preguntaba cómo era posible que los seres humanos avancemos en la exploración espacial pero no hagamos nada para cambiar la manera en que producimos comida.

La compañía analiza la estructura molecular de una enorme cantidad de plantas mediante algoritmos de inteligencia artificial, cuya inteligencia artificial lleva el nombre de Giuseppe, (inspirado en Giuseppe Arcimboldo, un artista de fines de la Edad Media que pintaba retratos con formas de verduras). Este “chef de laboratorio” luego pasa a buscar patrones moleculares y crea combinaciones que dan vida a nuevos alimentos.

El primer resultado fue una leche morada con una textura extraña, pero tenía sabor a leche. Entonces le enseñaron al algoritmo que a los humanos no nos gusta esas características.

EL AUGE DE LA CARNE Y LOS LÁCTEOS DE VEGETALES

Ha crecido sobremanera el interés tanto de inversionistas como de consumidores por los productos con sabor a carne, lácteos o huevos por su potenciales beneficios ambientales o de salud.

En la última década se han invertido más de $16,000 millones de dólares, según el Good Food Institute (GFI).

Brad Barbera, director de Innovación de GFI estima que la demanda de carne se duplicará en el 2050, por lo que representa una grandiosa oportunidad para este tipo de empresas.

El interés de Wall Street ha sido tal que la empresa de hamburguesas veganas Beyond Meat ha subido 540% su valor desde que salió a bolsa hace 4 meses.

¿Te imaginas un producto con base en verduras con sabor a chocolate o con sabor a pizza en un futuro?
Suena increíble, ¿verdad?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*