Los Arcos de Mismaloya, un espigón y una autoridad incompetente

 3,317 total views,  2 views today

El 20 de octubre del presente año, ocurrió algo espectacular, la movilización de la sociedad civil organizada para bloquear la carretera 200 con una sola exigencia. “Queremos que las autoridades clausuren esta obra”. Refiriéndose al espigón que está siendo construido dentro del polígono de protección del Área Natural Protegida conocida como Los Arcos de Mismaloya, un Parque Nacional Marino hogar de un sin número de especies con un alto valor ecosistémico y que, además, se encuentran en la Norma Oficial Mexicana catalogadas como en peligro de extinción.

Los Arcos no solo representan un alto valor ecosistémico para la región y los procesos que ocurren dentro de él, también tienen un alto valor cultural para la población de Mismaloya y son de gran impacto económico, ya que cientos de operadores turísticos de toda la Bahía acuden al parque para mostrar las maravillas que presenta a un sinfín de turistas.

Desgraciadamente estimados lectores, vivimos en México, un país en el que sus representantes no tienen una pizca de preocupación por los recursos naturales de nuestro país, y el aprovechamiento de estos, se basa exclusivamente en la satisfacción de deseos en lugar de necesidades, un país que permite el aprovechamiento de estos recursos exclusivamente para una clase privilegiada.

Al momento de redactar esta nota, le informo que la exigencia de la sociedad no fue importante para el sector gubernamental, y es que, ninguna autoridad escuchó sus exigencias, ni sus diputados, ni los encargados de las delegaciones a los que les compete este tema.

Posteriormente a esto, los mismos manifestantes denunciaron unos renders dignos de cualquier despacho de gran envergadura en temas arquitectónicos, donde se muestra un complejo turístico, y una pequeña marina cercana al área natural protegida, esto, de ser verdad, supone un atropello a la sociedad y a la base natural donde se asienta la actividad humana y económica de nuestro puerto, ya que, es imposible construir, pescar o llevar acabo actividades que pongan en riesgo el equilibrio ecológico de este parque marino.

La autoridad sigue sin dar explicaciones, y solo llevan acabo inspecciones para calmar las aguas de una sociedad lastimada por el atropello a sus recursos naturales, la SEMARNAT y la PROFEPA deben actuar de inmediato, ya que, al momento de realizar esta nota, se presume existe la autorización por parte de estas dependencias para llevar acabo dichas obras.

Solicitemos a las autoridades respectivas asuman su responsabilidad de frente a la sociedad por autorizar obras y actividades que sin duda alguna afectan el equilibrio ecológico y la calidad de vida de todos.

Espacio Pv comunica a todos los manifestantes y expertos en el área ambiental de la zona federal marítimo terrestre, que aquí tienen un espacio de diálogo y exigencia para las autoridades. Los esperamos.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*