Los despojos en la comunidad nayarita. Parte 1: El “Fiscal” y el gober.

 209 total views,  1 views today

Por: Adrián Olea, edición digital de Espacio Pv.

Nota: Las publicaciones referentes a este tema serán divididas en tres partes. Hemos de aclarar que aunque el fiscal ya ha sido encontrado culpable en una corte estadunidense consideramos que es importante tocar el tema porque aún hay sujetos involucrados que gozan de impunidad.

Nayarit, uno de los estados más pequeños de México, con problemas tan grandes como los de cualquier otro. El “hijo de Dios que está en el cielo y en el sol”, tierra fértil con campos de tabaco y frijol. Lugar que vio nacer al poeta Amado Nervo y nos asombra con las puestas de sol en Sayulita. Desafortunadamente no todo es positivo, Nayarit no solo es tierra de poetas.

Transcurría el 19 de Septiembre de 2011, en aquellos días el candidato del PRI Roberto Sandoval tomaba protesta como gobernador en la sesión del Congreso del Estado para poder ejercer durante el periodo 2011-2017. A 2 años de haber asumido el cargo, el gobernador por medio del Congreso del Estado designaría a Edgar Veytia como primer fiscal de Nayarit por un periodo de 7 años.

Según el diario NNC, Veytia hizo una declaración sobre los retos a enfrentar en su nuevo cargo: “Es empezar a generar, atacar la impunidad, la corrupción de manera frontal directa, no dejar nada a la casualidad, hay que dejarlo todo bien estratégicamente formulado a través de un sistema estatal en materia de procuración y fiscalización del delito, sabremos de dar cumplimiento a lo que ha ordenado la gente, que es que quieren conservar su tranquilidad, dejaremos muy en claro que en Nayarit no vamos a permitir que vengan a delinquir, vamos a dejar muy en claro que Nayarit necesita la gran oportunidad de detonar económicamente para generar empleos, que lo vea el mundo entero como un Nayarit fértil para la inversión y no para la delincuencia”. Que conmovedoras palabras, sobre todo la parte de “no vamos a permitir que vengan a delinquir”, le faltó agregar “porque el que va a delinquir soy yo”, quien sabe a lo mejor se le olvidó comentarlo.

Pero, ¿Qué hizo este fiscal? ¿Cómo llego a su cargo? ¿Quién le respaldó? ¿Están listos para leer?

Edgar Veytia, originario de Tijuana se trasladó a Nayarit y comenzó a trabajar como vendedor de herramientas, con el tiempo logró relacionarse con choferes y dueños de camiones quienes le darían la oportunidad de lavar y arreglar las unidades, para posteriormente laborar como cobrador de pasaje en el transporte de la ciudad. Al recibir una herencia de su esposa creó una empresa de transporte que serviría como tapadera para otro tipo de “movimientos”.

El señor es Licenciado en Derecho por parte de la Universidad de Álica, pero hay indicios de que el título es falso (ya ven que casi no se da), pues resulta que cursó la carrera entre 1992 y 1996, pero el mismo Veytia reconoció que durante esos años él estaba trabajando en Tijuana, entonces hay de dos: o la Universidad de Álica ya manejaba licenciaturas online en el 92 (lo cual es muy novedoso para esa época) o el entonces estudiante de pregrado podía trasladarse de Tijuana a Nayarit diario.

En el transcurso del 2008 cuando Roberto Sandoval asumió el cargo como Alcalde de Tepic, Veytia fungió como director de Tránsito Municipal y Vialidad, para después obtener el cargo de Secretario de Seguridad Pública durante la misma administración, dejando de poner multas y comenzando a imponer orden.

Ya situados en el 2013 obtendría el cargo de Fiscal y tuvo tanto reconocimiento por su desempeño que hasta un corrido le compusieron: “como héroe lo mira la gente, porque aplica la ley sin temor, el terror de cualquier delincuente”, no pues el terror de la ciudadanía habrá sido (en las próximas notas ahondaremos en dicha afirmación). También le entregaron un Honoris Causa el 6 de Febrero de 2016, dicho reconocimiento sería emitido por la Universidad de Álica.

En el transcurso del evento y bajo la mirada de los medios el fiscal declaraba: “Me honran con este reconocimiento de ser doctor honoris causa y precisamente es eso, por sobresalir en la sociedad solamente en un tema, en el tema de seguridad, seguridad que a todos, a todos nos hace falta, Nayarit ya avanzó en ese tema, hace falta mucho por hacer, claro que sí, pero se están haciendo las cosas, hay un camino emprendido y es sostener esta seguridad y que sea permanente”, muy emotivo mensaje pero nada más hay que aclarar que una pax narca no es de lo mejorcito que hay en temática de seguridad.

Durante toda su administración, Roberto Sandoval dio carta libre a Veytia para manejar la seguridad del estado, pues el gobernador afirmaba que daba buenos resultados, y sí, sin duda los números disminuyeron pero asociaciones como el Observatorio Nacional Ciudadano (de quienes ya hemos publicado una nota) y el Instituto para la Economía y la Paz se mantenían escépticas ante tales noticias, pues denunciaban que se presentaban inconsistencias en los datos publicados.

Pero no solamente había inconsistencias en los datos, el despojo de tierras, la extorsión, el secuestro y las amenazas eran solo algunos de los señalamientos que se lanzaban en contra del ex fiscal (pero eso lo trataremos en las siguientes notas). Mientras se le acusaba de una multitud de delitos él estaba enfocado en no fracasar “…yo pienso que cuando alguien deposita la confianza en ti no debes de fallar, claudicar o fracasar no es opción para la nueva fiscalía”. Hubieras sido más específico mi chavo ¿a quién no le querías fallar?

* Parte de la información que será presentada en esta nota y las posteriores fue obtenida de la investigación que surgió gracias a la Beca de Periodismo de Investigación sobre Corrupción en el Poder Judicial, lanzada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en el 2018.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*