LOS EMPRESARIOS DE VALLARTA, LA VERGÜENZA DE NUESTRO PUERTO

 277 total views,  1 views today

Según los medios de comunicación, Puerto Vallarta tiene “empresarios” fuertes y exitosos, que se quejan, dan entrevistas, le exigen al gobierno… Pero uno se pregunta, ¿Y ellos, qué han hecho por nuestro puerto?

Tenemos en nuestra ciudad cámaras de comercio que son una burla, donde sólo se reúnen para halagarse entre ellos. Darse abrazos y decir: *tú eres el mejor, no, tú eres el mejor, no TÚ eres el mejor…” Y así, en un interminable desfile de halagos y complacencia mutua.

Pero después de quedarse “secos” de halagos, ¿qué queda para la gente?

¿Dónde estaban estos empresarios que han construido sus empresas gracias a sus trabajadores, antes y durante la peor crisis económica en la historia de Puerto Vallarta?

Estaban corriendo empleados por la pandemia. Estaban haciendo acuerdos “solidarios” que sólo veían por el bien de su empresa que se ahorraba nómina y no por el bien del trabajador. Y todo esto mientras patrocinaban y respaldaban políticos en la última contienda electoral.

De toda la gama de corrupción, engaño y mentira que hay en la política, existe un tipo de político que es parte de la peor especie… Los políticos que son propiedad de empresarios y que sólo están en la política por oscuros intereses privados, propios y de sus dueños.

Esta relación político – empresario, incluye contratos, permisos y poder político en general. Estos políticos “patrocinados” utilizan todos los recursos que sus dueños ponen a su disposición ya sea en forma de dinero, estructura (la “nómina” de sus empresas), grupos religiosos o hasta cámaras empresariales.

El chiste se cuenta solo… Es triste que los políticos traten de engañar a la ciudadanía, sean corruptos, mientan o engañen, pero que además lo hagan en favor de intereses privados de quienes los patrocinan con “respaldo” y recursos, es muchísimo peor.

¿Y cuál es el mejor ejemplo de todo esto? Nuestros “empresarios” apoyando al Partido Verde y a Luis Munguía.

Nuestros ingenuos empresarios le creyeron al legislador más faltista del congreso del Estado de Jalisco, el legislador acusado de nepotismo y de ser calificado con el peor desempeño legislativo. El mismo diputado que durante sus últimos 9 años de campaña a traicionado, mentido y engañado con el único objetivo de convencer a sus patrocinadores de que el era el próximo Presidente Municipal de Puerto Vallarta.

Ese diputado guapo que al final de sus mentiras y el enorme despilfarro en gastos de campaña, a duras penas le dio para alcanzar el tercer lugar en la contienda.

Apoyaron sin reservas a ese diputado acusado de presunta corrupción y al Partido Verde. El partido con la peor reputación de México. La peor opción política como partido en nuestro país. El mismo partido que está a punto de perder su registro por su falta de ética, valores y respeto a la ley.

Esta es la clase de “empresarios” que tenemos, sin ética, ni valores. Que sólo sirven para quejarse, pero no para luchar por un verdadero cambio.

Y eso sin contar a su “jefe”, el que está destruyendo nuestro patrimonio natural, cómo la montaña o los Arcos, pero ese será tema para otra ocasión.

Vallarta y sus empresarios, mucho de que avergonzarse, nada de que presumir.

Imágenes (créditos):

– Pillo Kuri
– Cyrano Banderas
– Nerilicón

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*