Muerte Insectos

 229 total views,  1 views today

Preocupa la basta desaparición de insectos, ya que son importantes para la supervivencia de aves, reptiles, mamíferos y nosotros los humanos.

Si le preguntas a tu papá o a tu abuelo cómo quedaban los parabrisas de los coches a finales de los ochentas o inicios de los noventas, te dirán que quedaban con patas, alas y cuerpos de insectos pegados al mismo.

Una investigación realizada durante 27 años en Alemania, publicada en la revista Plos One, concluye que la biomasa de insectos voladores ha disminuido un 75 % desde 1990. Los resultados no son extrapolables a otros países, sin embargo, dan pie a preocupaciones por semejante disminución.

Asimismo, un informe de la Comisión Europea, alerta sobre la amenaza a una cuarta parte de las 1,082 especies evaluadas de grillos, saltamontes y chicharras.

El estudio en Alemania indica que los cambios en el ecosistema y en la comunidad vegetal son los principales causantes de dicha desaparición, debido al uso intensivo agrícola (grandes hectáreas de monocultivos que reducen las zonas de reproducción de insectos) así como el uso de insecticidas y plaguicidas.

“Los insectos constituyen alrededor de dos tercios de toda la vida en la Tierra. Parece que estamos haciendo grandes extensiones de tierra inhóspitas para la mayoría de las formas de vida y actualmente están en camino hacia el Armagedón ecológico. Si seguimos con la trayectoria actual, nuestros nietos heredarán un mundo profundamente empobrecido“, explica el coautor del estudio, Dave Goulson.

Uno podría pensar que un mundo donde poder pasar las noches tranquilas sin mosquitos que nos zumben en los oídos, o que no nos piquen es fabuloso, las consecuencias de la desaparición de los insectos es bastante preocupante: la primera consecuencia es la ausencia de polinizadores. La muerte masiva a nivel mundial de abejas y otros insectos deja a las plantas sin poder ser polinizadas. Esto evita su multiplicación y crecimiento, dejándonos a los humanos y a una gran cantidad de animales, sin sus frutos.

Además, la consecuencia directa para los animales que se alimentan de insectos, como pájaros, reptiles y anfibios, así como algunos mamíferos, ¡incluyendo a los seres humanos!

Aquí podría aplicarse el efecto mariposa: quién sabe el efecto que puede acarrear el que una mariposa esquive un parabrisas en Alemania, en esta cadena trófica y sistema global interconectado en el que vivimos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*