¡No rompan ni destruyan todo! Con los monumentos no.

 1,178 total views,  1 views today

Un articulo de opinión del historiador Polo Jauregui 

Recientemente las manifestaciones feministas han tenido una agudización en la forma de hacer visibles una gran cantidad de abusos y casos de violencia de género en todas sus formas y desde diferentes posiciones de poder. Desde septiembre del año 2019 se puso sobre la mesa el debate de la sacralidad de los monumentos históricos y se generó un discurso que demeritaba el fondo de la lucha femenina por hacer visibles los múltiples casos de abuso anteponiendo la valía histórica de los monumentos perjudicados y rayados con leyendas alusivas a casos específicos, no imaginados ni inventados, de violencia de género.

Jacques Le Goff, historiador francés nos dice que los monumentos son todo aquello que puede hacer volver al pasado, es decir, perpetuar el recuerdo; además tienen la capacidad de perpetuar –de forma voluntaria o no- las sociedades históricas. Por tanto, los monumentos no son vistos desde la óptica de la realidad actual, si bien es necesario resignificarlos tampoco su destrucción alcanzaría para modificar las prácticas abusivas que se pretenden perpetuar (colonialismo, esclavitud, violencia, etc.).

Un ejemplo claro de lo anterior lo vemos en las manifestaciones del 2 de octubre donde estatuas o placas de personajes como Gustavo Díaz Ordaz o Marcelino García Barragán aparecen llenas de pintura roja haciendo alusión a la sangre de su represión estudiantil. Es aquí donde hacemos visible el poder de las manifestaciones sobre los monumentos históricos y su relación con los movimientos feministas.

“No son las formas” es una de las frases repetidas para demeritar y desacreditar el fondo de la exigencia y concientización del abusos sistemático que existe sobre las mujeres, sin embargo, cuando las mujeres hicieron manifestaciones pacíficas fueron desacreditadas por poco serias, cuando una estudiante realizo un baile en representación de las desaparecidas fue presa fácil de las burlas y los memes, cuando se creó un himno haciendo referencia a la complicidad del Estado y del sistema machista las redes sociales se llenaron de burlas y parodias sobre el mismo. Es evidente que una manifestación que en repetidas ocasiones es ignorada tomará tintes más extremos.

El hartazgo ante el silencio, la complicidad, la burla y la poca seriedad con la que se veía al movimiento feminista le hicieron tomar otros métodos de expresión. Es simplista reducir el movimiento al daño a edificios históricos, sin embargo ha servido para que se tome con mayor seriedad, que se le dé la magnitud real que merece y que incluso el Estado se prevenga para que los edificios no sean dañados. Sin embargo, estos daños son reparables, probablemente un monumento o edificio histórico no sea el mismo después de su restauración pero tampoco la vida de una mujer es la misma después de que sufre de tocamientos sin su consentimiento en el transporte público, cuando sienten asco porque un varón se tocaba mientras las veía, no es lo mismo cuando un partido político avala en dos ocasiones a una persona con denuncias de violación como candidato a gobernador, tampoco es la misma la vida de un padre o madre después de encontrar el cadáver de su hija con huellas de violencia y abuso sexual o de no saber jamás de su paradero.

Incluso el colectivo Restauradoras con Glitter  han manifestado que no están de acuerdo con que se dañen los edificios o monumentos históricos pero que si esto funciona como un mecanismo de denuncia y visibilización, ¿por qué no dejarlo más tiempo para que sea evidente y sirva como medio de concientización? Es decir, mujeres con voz autorizada (antropólogas, restauradoras, historiadoras) manifiestan la utilidad de los monumentos como medio para crear una deconstrucción de la sociedad actual y como la plataforma o medio necesario para hacer visible una cultura y un sistema que trata, a toda costa, de demeritar la lucha femenina por justicia y tranquilidad. Lo que ayer se exigió hoy es derecho, por lo que hoy se lucha mañana será ley.

CIUDAD DE MÉXICO, 28SEPTIEMBRE2019.- Mujeres comenzaron a grafitear durante marcha a favor del Aborto, legal, seguro y gratuito. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*