¿Por qué el IMPACTO AMBIENTAL no solo es ambiental?

 400 total views,  1 views today

Qué tal estimados lectores, el día de hoy para biologando en formato columna, decidí hablarles de un tema que muchos biólogos, ambientalistas y personas afines con los ideales de protección a la base natural dejamos pasar de largo, y eso es, el impacto ambiental, y es que, a diferencia de lo que muchas personas creen, el impacto ambiental no es exclusivamente ambiental, también es cultural, económico y social, es decir, no podemos centrarnos única y exclusivamente en pensar en la preservación como herramienta de aprovechamiento sustentable, los tres ejes adicionales mencionados con anterioridad deben tener el mismo nivel de importancia que el ambiental, y les explico a continuación el porqué.

En muchas ocasiones, al crearse un complejo hotelero nuevo, al talar algunos árboles para desarrollar un fraccionamiento habitacional, o llevar a cabo un cambio de uso de suelo, los ambientalistas, biólogos y demás, lo vemos como un atropello, como un impacto negativo ambientalmente hablando, porque únicamente estamos preocupándonos por uno de los ejes que les comenté con anterioridad, el ambiental. Y sí, claro que debemos prestarle atención a ese eje, pero no debe estar separado de los otros, ya que, debemos tener presente que el futuro de los países y su desarrollo, debe centrarse en compatibilizar el desarrollo acorde a las características ambientales, sociales y económicas, así como culturales del sitio en cuestión.

Se preguntarán quizá, ¿por qué les digo esto?, porque en términos sencillos, el beneficio social, cultural y económico que alguna obra pudiese generar también es importante, por ejemplo, un nuevo complejo hotelero en la Zona Federal Marítimo Terrestre, uno pensaría comúnmente que no es lo ideal, que no necesitamos más hoteles tapando la vista del mar, y sí, es un punto válido que se debe abordar, pero dejamos de lado el beneficio económico y social que dejará en la región a través de sus etapas de construcción, a cuántas familias empleará por ejemplo, familias que, con ese trabajo serán capaces de pagarle la universidad a sus hijos, comprar medicamentos, y llevar comida a la mesa de su hogar. Si bien, la protección ambiental debe ser prioridad para los gobiernos, las empresas y la humanidad en general, no podemos mantenernos siempre en contra del progreso, y es por esto que existe algo llamado: Estudios de Impacto Ambiental, ¿y qué es?, básicamente es un estudio técnico-científico elaborado por un biólogo, ingeniero ambiental o afín a las ciencias ambientales que prácticamente define si es viable o no, el desarrollo de un proyecto, es además, un proceso administrativo, así como un excelente ejercicio de participación social, y es que, mediante un levantamiento de flora y fauna, visitas al sitio, revisión del estudio de suelo y demás, se elabora una matriz de “Leopold”, donde se evalúan las características del proyecto y se informa de la viabilidad para elaborarlo o no.

En dicho Estudio de Impacto Ambiental (EIA), se pueden predecir las consecuencias adversas del proyecto en una etapa temprana para la propuesta de medidas de seguridad, ya sean de mitigación o bien dependiendo del alcance de la obra de compensación incluso, es decir, con el Estudio de Impacto Ambiental, sabemos que dicho proyecto, pese al beneficio económico, social, y cultural que generará, también afectará al sitio, a la flora y fauna del lugar, de igual forma, sabemos cómo generará contaminación auditiva y visual durante su elaboración, pero es justo ahí donde las medidas de mitigación fungen como una herramienta prioritaria para que el impacto ambiental sea el más mínimo posible.

En México, en la mayoría de ocasiones, los proyectos son aprobados por el beneficio económico y social, y no me refiero a la corrupción -aunque sí sucede en ocasiones- me refiero a que se impulsa primero el desarrollo económico que la preservación de la base natural, y es por esto, que un buen Estudio de Impacto Ambiental, es aquel que considera una actuación previa e interdisciplinaria, es aquel que es elaborado por profesionistas con buenas bases éticas y conocimientos ambientales de amplio espectro, y así es como se vuelve una de las herramientas que pueden llevarnos a trazar un rumbo a la sostenibilidad, fijando como eje principal el equilibrio entre las cuestiones sociales, culturales, económicas y ambientales. Por esto mismo, es que debemos tener presente que el EIA, no es un proceso que va contra el desarrollo, pero sí, contra el crecimiento anárquico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*