PrayforAmazonia

 324 total views,  1 views today

Por: Adrián Olea, edición digital de Espacio Pv.

Desde hace más de dos semanas medios brasileños han reportado incendios forestales en la selva amazónica, según la información que ha sido difundida, los incendios se extienden en los estados de Acre, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Rondônia, lo que ha puesto en alerta a Brasil y países fronterizos.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) reporta que Brasil ha experimentado la mayor ola de incendios en los últimos cinco años, pues de Enero a Agosto del presente año los incendios aumentaron aproximadamente un 82% en comparación con el 2018.

El Amazonas es considerado el pulmón del mundo, ya que es una herramienta que ayuda a absorber el CO2 y distribuye oxígeno al entorno, pero cuando arde se convierte en una fuente más de emisión. Si a eso le sumamos la tala ilegal y la indiferencia del gobierno de Bolsonaro, pues el panorama no pinta muy bien.

A principios de Agosto, Bolsonaro destituyó a Ricardo Galvao, presidente del INPE, utilizando como justificación la idea de que podría estar al servicio de alguna ONG. La posición de Bolsonaro respecto a la selva ha provocado que Noruega y Alemania suspendieran sus aportaciones al Fondo Amazonía lo que disminuye considerablemente los ingresos para prevenir, monitorear y combatir la deforestación, y la conservación en el bioma amazónico.

Factores como el aumento de la temperatura favorecen la génesis de incendios, pero Ricardo Mello, del programa Amazonía menciona que los incendios son consecuencia “del aumento de la deforestación”, lo que pone al factor humano como causa principal.

Con el uso del hashtag #PrayforAmazonia usuarios de redes sociales comparten vídeos e imágenes sobre los incendios, denuncian la poca cobertura mediática que estos han tenido y la ineficiencia de las acciones gubernamentales. El lector interesado en la temática podrá profundizar al ingresar en el hashtag ya mencionado.

Cuando los glaciares que refractan los rayos solares se están derritiendo y las selvas que disminuyen los niveles de CO2 están incendiándose, queda claro que algo estamos haciendo mal, desastrosamente mal.

#PRAYFORAMAZONIA

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*