Puerto Las Peñas de Santa María de Guadalupe

 553 total views,  1 views today

Por: Apolinar Jauregui edición digital de Espacio Pv.

El día 12 de diciembre de 1851, llegó a la desembocadura del Rio Cuale el señor Guadalupe Sánchez Torres junto con su esposa Ambrosia, originarios de Cihuatlán, Jalisco. Este matrimonio sería el encargado de fundar el rancho de Las Peñas, estableciéndose en el ya mencionado lugar comenzaron a darle forma a la primera comunidad con una choza con troncos y hojas de palmera. Se narra que en sus trayectos, el oriundo de Cihuatlán llegó a descansar en alguna ocasión a las orillas del rio Cuale, y quedando sorprendido de su vegetación y paisaje decidió traer a su familia y algunos de sus amigos.

La llegada de Guadalupe Sanchez se debe a que su oficio era el transporte de sal a las minas de Cuale, Talpa y San Sebastián, cargamentos traídos desde el puerto de San Blas o de las islas Marías. El rancho de las peñas era un sitio atractivo para descansar, ya que además había pescado seco salado que vendían los pescadores del lugar. Vemos que el entonces rancho de Las Peñas, significó un punto medio entre las salinas de San Blas y las Islas Marías y las minas que estaban en el sur de Jalisco.

Los cargamentos llegaban hasta Las Peñas y desde ahí eran transportados en lomo de mula hasta el lugar de las minas de San Sebastián y Talpa.

Después de fundado el rancho de Las Peñas, numerosas familias se trasladaron de la montaña a la costa, debido a que fue ganando fama entre los pobladores. Las nuevas familias provenían de Cihuatlán, Cuale y San Sebastián. La llegada de nuevas familias significo también la diversificación de la economía del nuevo establecimiento, aparecieron huertos, corrales y modestos comercios. Los nuevos colonos se dedicaron a la agricultura, a la ganadería y algunos, por deseo expreso de los hermanos Camarena, a la recolección de coquito de aceite que se enviaba a Guadalajara. Los hermanos Camarena, por tener buenas relaciones con los políticos del estado de Jalisco, eran los dueños del territorio desde La Peñita hasta Mismaloya. En una ocasión visitaron el establecimiento y el señor Guadalupe Sánchez, les solicito les dieran terrenos para construir sus casas, petición que los hermanos Camarena aceptaron.

Posteriormente, en 1857, por los acuerdos políticos de Jesús Camarena e Ignacio L. Vallarta con el gobierno liberal, se logró la consolidación de la Unión de Cuale, con la finalidad de explotar las minas de la región uno de sus apoderados fue Jesús Camarena. Los terrenos ascendían a 19,311 hectáreas y para el año de 1858 crecieron a 56, 674 hectáreas, la segunda ronda de terreno fue otorgada por Benito Juárez.

Para el año de 1885, se convoco a una reunión de los ayuntamientos que estaban entre Guadalajara y Las Peñas, con el fin de conocer su opinión acerca de un puerto de altura y cabotaje en la costa de Jalisco, la construcción de una vía férrea y una carretera para comunicar Guadalajara con el Pacifico. Se postulo a Las Peñas para habilitar el puerto, haciendo ver las grandes ventajas que esta región tenía, entre ellas, el transito de buques de correo provenientes desde San Francisco, California en Estados Unidos o de barcos mercantes que pasaban con destino a Panamá estás embarcaciones hacían un alto en el puerto de Las Peñas. Es entonces que el 14 de julio de 1885 se habilita al comercio como puerto de cabotaje el puerto de Las Peñas. Con vistas hacia el provecho del puerto para el comercio de importación y de exportación. Poco a poco el ahora puerto de Las Peñas iba adquiriendo sus propias características; además del nombramiento como puerto de cabotaje, se habilitó una Iglesia en el año de 1883, esto terminó con los problemas que implicaban si las familias querían bautizar a sus hijos, ya que debían de ir hasta San Sebastián del oeste.

Una de las características notorias del puerto de Las Peñas es la velocidad en la que creció la población. Carlos Munguía lo registra en sus investigaciones: para 1879 había 25 casas con un aproximado global de 100 habitantes en el entonces rancho de las Peñas y para el año de 1885 sumaban 250 casas con 800 gentes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*