¿Qué sigue después de una reforestación?

 476 total views,  1 views today

Por la Bióloga Alma Delia Méndez de Jesús creadora de SoulBiol, edición digital de Espacio Pv

Cuando una persona decide participar en jornadas de reforestación tiene que entender que éste es un proceso largo que se tiene que procurar.

Para comenzar, la selección de especies nativas de la localidad es primordial para la conservación del hábitat de las especies y disminuir el posible desequilibrio que se ha causado dentro de este.  Además, el terreno o lugar, influirá en el éxito que tengan las plantas para sobrevivir; hay zonas erosionadas, zonas pobladas, zonas en desarrollo, zonas que presentan largos tiempos de sequías -y súmale el cambio climático-, tala clandestina, pastoreo y agricultura intensivos (aunque el uso de suelo no lo marque), malos hábitos agrícolas como la quema de milpas para la siembra, comunidades no organizadas, ciudades con planes de seguir creciendo en infraestructura, mala planeación de áreas verdes y un sin fin de cosas más. 

Todo esto, lo creas o no, se debe tener en cuenta antes, durante y después de la reforestación porque es importante mirar a futuro esas áreas en donde se está sembrando para asegurar su sobrevivencia.

Entonces, ¿qué hago después de sembrar mi arbolito y las fotos para el Facebook?

Pues mira, podemos aportar al desarrollo de los árboles dándoles el mantenimiento necesario que incluye las malas hierbas de su alrededor, cuidarlos de posibles plagas, dependiendo el área puede ser conveniente hacer brechas corta fuego y brindarles agua en época de sequía. 

Una reforestación no se toma a la ligera; en ciudad o en campo, aunque la finalidad es la misma, el proceso y las especies son distintas por lo que siempre se deben acercar a un experto en la materia que los pueda asesorar. 

Por último, es importante trabajar con las personas, localidades y comunidades que participen (o no) con jornadas de sensibilización y educación ambiental.  

Necesitamos un cambio de conciencia colectiva.

Como experiencia propia les cuento que llevo 6 años realizando jornadas de reforestación con ayuda de amigos, familiares y personas de mi comunidad, pero aún falta mucho trabajo que hacer y, sobre todo, crear conciencia.Tres años seguidos han quemado algunas áreas reforestadas, algunos animales y hasta personas han arrancado desde la raíz el esfuerzo de años, pero ¿saben qué?

Seguiremos aquí. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*