¿Quién maquillaba a Luis Munguía?

 1,072 total views,  1 views today

Luis Ernesto Munguía, Diputado Local por el 5° distrito, personaje de la política municipal conocido por grandes y chicos, mujeres y hombres, por apuesto, bien parecido, populista y carente de iniciativas para representar a la localidad y, por ende, al estado.

Un ser humano que pese a destacar por los atributos anteriormente referidos, presentó un cambio significativo en los últimos años. Es ahí donde surge la siguiente pregunta: ¿Dónde quedó aquel rockstar de hace dos años?

Sí, aquel Munguía que gustaba de embriagarse cual poeta del siglo XV, de buen gusto por la vida nocturna que propiciaba un ambiente de júbilo y diversión digno de la época romana en aquel antro-bar conocido como 322, aquel que regurgitaba después de ingerir cantidades descomunales de alcohol mientras viajaba en un medio de transporte con tarifas reguladas de color amarillo.

¿Dónde quedó? ¿En el olvido? ¿La edad lo alcanzó y decidió madurar para enfrentar los obstáculos de la política local? ¿Decidió estar a la altura para representar al pueblo del cual emerge?

La respuesta a las preguntas inscritas con anterioridad es: “no”, y es que Luis Munguía se creó un poco de mala fama, por lo cual, recurrió a una agencia de marketing estratégico y comunicación para mejorarla, llamada: “Becquer & Madero”. Una agencia privada, cuyo trabajo principal es proporcionar las herramientas para que la imagen de una persona o empresa pueda ser mejor.

Caso al que pertenece Munguía, un joven que comenzó su carrera política en la Universidad de Guadalajara como representante estudiantil y que no logró transformar su imagen en años consecuentes, a pesar de haber logrado alcanzar diferentes cargos públicos que bien pudieron haberlo convertido en un viejo lobo de mar, pero mejor decidió que la empresa mencionada con anterioridad se hiciera cargo de su imagen

Y fue así, como pasó de ser el joven que le encantaba la fiesta, a ser el joven-adulto que crea un comedor comunitario para apoyar a las familias afectadas por el COVID-19, a prestar más atención a la fauna doméstica que se encuentra en situación de calle y a tratar de no faltar tanto al congreso.

Gracias a dicha asesoría, el viento corrió a su favor por poco más de 2 años, donde la joven proeza vallartense estaba alcanzando su objetivo tanto en estrategia, como en popularidad para contender por la próxima alcaldía municipal.

Hasta que la nación del fuego atacó, ya que Melissa Madero una de las fundadoras de la agencia emitió el siguiente comunicado:

Comunicado personal

Puerto Vallarta, Jalisco, 07 de julio de 2020

“Amigas y amigos, todas y todos.

Estamos a semanas de iniciar el proceso electoral 2021 y de manera personal, una etapa de nuevos proyectos en los cuales seguiré participando como ciudadana, empresaria y orgullosa vallartense.

Hace unos momentos platiqué con el diputado al Congreso de Jalisco, Luis Ernesto Munguía, con quien colaboré desde su campaña en labores de Comunicación, Relaciones Públicas y estrategia digital.

Le comuniqué mi decisión de participar, como lo he hecho desde hace más de una década, en el trabajo político electoral que está por iniciar y en mis nuevos proyectos empresariales.

Encontré en el diputado Munguía el apoyo que siempre me ha otorgado y comprendió la incompatibilidad de funciones de la labor qué he venido desempeñando con él y las que he de emprender en pocos días.

Le quedo agradecida a mi amigo el diputado Luis Munguía por su confianza en mi trabajo y sé también que nuestra labor de equipo lo tiene como uno de los políticos mejor posicionados del Estado de Jalisco.

Le deseo al diputado Munguía y su grupo todo el éxito en lo que viene para ellas y ellos.

Por mi parte, pondré todo mi esfuerzo para lograr que nuestro Vallarta, nuestro Distrito y nuestro estado sigan en su ruta de crecimiento y desarrollo para beneficio de todas y todos.

Tienen en mí una amiga y una compañera que como ustedes, seguirá trabajando día a día por nuestra gente y nuestra gran ciudad, Puerto Vallarta”.

                                                        – Melissa Madero

Al leer aquellas grises palabras, parece que Luis se encuentra desprotegido actualmente en lo que a imagen se refiere, lo cual, supone un retroceso en la fórmula que estaba preparando para alcanzar sus objetivos. ¿Podrá sentarse con empresarios de la misma forma? ¿Podrá planear y ejecutar la estrategia política cual juego de ajedrez? ¿O volverá a jugar damas chinas donde las decisiones que toma, las piensa en el momento?, ¿Dará continuidad a esa imagen que le formaron durante dos años? ¿O será que volveremos a ver a Luis en un escenario de incapacidad política que pondrá en juego su ascenso al trono de hierro en el tercer polo de desarrollo turístico más importante de sol y playa en la nación?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*