¡Rayas Aguila!

 626 total views,  1 views today

— ¡Mira esa raya! —podía leer en los ojos agigantados y en los garabatos que dibujaba en el aire mi compañero de buceo libre. Se trataba de mi primer encuentro con rayas águila, para mi fortuna no era una sino al menos una decena, desde entonces me imprimí de esa emoción y esta especie se volvió uno de los motivos para adentrarme al mundo marino.
Así como yo, hay miles de personas en el mundo que se han vuelto adictos a estas emociones, siendo un incentivo para realizar desde buceos recreativos, hasta ver una vez más “Buscando a Nemo”, donde esta especie figura como un carismático camión escolar de otras juveniles criaturas marinas.

Bien, pero… ¿qué son las rayas águila?

Son peces aplanados y sus branquias están posicionadas en la parte ventral al igual que su boca en la mayoría de los casos, a estos peces se les conoce como “rayas” o “mantarrayas”, las que a su vez, son parientes cercanos de una de las criaturas más populares del océano: los tiburones.
Las rayas han habitado la tierra desde hace aproximadamente 200 millones de años, actualmente se conocen más de 600 especies alrededor del mundo, e históricamente han sido importantes para el ser humano en el aspecto social, cultural y económico, sin embargo conocemos muy poco de ellas, incluyendo a las rayas águila.

¿Qué hay de las rayas águila en el Pacífico mexicano?

Son cinco especies de rayas águila conocidas alrededor del mundo, y aunque parezca difícil de creer, la especie que habita en nuestras costas ha sido recientemente diferenciada de otra especie que se distribuye en el Océano Atlántico, ¿no es increíble? Su nombre científico es Aetobatus laticeps y está inspirado en el contorno de su cuerpo, figurando un águila. El descubrimiento de A. laticeps es un gran aporte por parte de la comunidad científica, sin embargo, desconocemos prácticamente todos sus aspectos biológicos y ecológicos, por lo que es muy difícil crear herramientas efectivas para la conservación de la especie frente a los escenarios del cambio climático, pesquerías, turismo, etc.

¡Todos podemos ser biólogos marinos por un día!

Afortunadamente Aetos ID, un proyecto de investigación que nació en la Bahía de Banderas, se ha dedicado a estudiar esta especie por medio de ciencia ciudadana, la cual consiste en la colecta de datos por voluntarios de la sociedad en general, para un proyecto científico.

¿Cómo podemos ser un voluntario?

Hay una característica de las rayas águila que las hace bastante llamativas y es su bello patrón de coloración, el cual está formado por un carismático lienzo oscuro con manchas claras dispersas sobre toda su parte dorsal. Estas manchas además funcionan como su huella digital, es decir, ¡es único e irrepetible para cada ejemplar! por lo que los investigadores utilizan fotos o videos particularmente de esta zona para identificar a cada una de las rayas, y así contestar preguntas como ¿cuántas rayas hay en determinada zona?, ¿cuáles áreas son sus favoritas y cuáles “evaden”?, ¿están en un lugar de manera permanente o les gusta visitar zonas muy lejanas de vez en cuando?, entre muchas preguntas más.

Es por eso que Aetos ID promueve la participación de la comunidad, a través de la “donación” de sus fotografías y videos, donde se capte la zona para la identificación de las rayas, esta información va acompañada de la fecha y zona donde se realizó el avistamiento, sin embargo, datos como el comportamiento de la raya, profundidad, sexo del ejemplar, son muy valiosos para conocer a esta especie. Por fortuna, la respuesta de la ciudadanía ha sido exitosa, teniendo como resultado más de de 200 fotos y videos en menos de un año, no obstante, es importante continuar con la colecta de datos, ya que para llegar a tener respuestas concretas es necesario obtenerlos a largo plazo… ¡así que si has visto una raya águila, no pierdas la oportunidad de ser biólogo marino por un día y enviar tus observaciones con sus respectivos datos a proyecto.aetos@gmail.com!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*