Recortes en la SEP, nueva amenaza a la educación y al pueblo

 169 total views,  3 views today

Por Gumercindo González Sánchez Dirigente del Frente Magisterial del Movimiento Antorchista en Jalisco

En un oficio de fecha 10 de marzo del presente año, firmado por Delfina Gómez Álvarez nueva titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dirigido a subsecretarios, directores generales, titulares de órganos administrativos desconcentrados y entidades paraestatales de la SEP, dicha funcionaria solicitó que en los próximos días le presenten una propuesta de reducción de personal. Delfina Gómez Álvarez pidió a cada dependencia hacerle llegar una propuesta de los lugares que podrían ser removidos de inmediato; así lo explicó en el comunicado. De acuerdo con la titular de la SEP, esta propuesta es una medida ante los estragos que ha dejado la pandemia por Covid-19 en México. Dijo que el presidente López Obrador “ha impulsado y dado ejemplo de que se puede tener un desempeño honesto y en estricto apego a la ley”.

Como podemos ver la nueva Titular de la SEP no cuenta con un plan innovador para resolver los graves estragos que la pandemia por la Covid-19 ha ocasionado en el aspecto educativo. Ha pasado ya un año de que se decretaron las medidas por esta grave enfermedad, y hasta el momento los encargados de la salud de todos los mexicanos no han podido controlar dicho mal, ni han tomado las medidas pertinentes para contrarrestar los efectos negativos.

Hasta el 13 de marzo del presente año, la Secretaria de Salud informó que se registró la cifra de  2 millones 163 mil 857 contagios confirmados, Además, se registró la cifra de 639 decesos que suman 194 mil 490 fallecimientos en total. Con estas cifras nuestro país se ubica, a nivel mundial, en los primeros lugares en número de contagiados y defunciones, según datos oficiales.

Los estragos ocasionados por la pandemia son muy graves en el aspecto de la salud, y también muy graves en el sector económico. Son millones de personas que se han visto afectadas en su empleo, tanto en el formal como en el informal. La economía está paralizada, y eso ya venía sucediendo desde antes del inicio de la pandemia. Y el gobierno también se ha mostrado incapaz para resolver esa grave crisis.

Aunado a esto la nueva Secretaria de Educación Pública para quedar bien con su “patrón” sin importarle el pueblo, anunció que habrá despidos en la dependencia que ahora dirige, sin importarle que al personal que van a despedir pasen a formar parte de los millones de desempleados que ya existen en nuestro país y que tratan de sobrevivir a costa de lo que sea, incrementando con ello los índices de delincuencia. Quienes nos gobiernan no entienden la desesperación de los jefes de familia por no contar con los recursos económicos necesarios para alimentar a su familia, no entienden la desesperación que sienten los padres por no contar con dinero para curar a sus seres queridos y verlos morir sin poder hacer nada.

En sus conferencias mañaneras, más bien amañadas, el presidente de la república cuando se le cuestiona de la dura realidad de nuestro país siempre responde de manera optimista que “él tiene otros datos” y no le dice a los mexicanos la verdad, dice que “vamos requetebien” pero nunca presenta sus otros datos que contrasten con la terca realidad.

Está llegando la hora de que los mexicanos exijamos cuentas al gobierno, de que los mexicanos nos informemos bien y le cobremos factura a quienes nos prometieron un cambio y no han cumplido, Nos prometieron que habría empleo para todos, prometieron acabar con los males sociales y nada han cumplido. Todos los mexicanos tenemos una cita este 6 de junio en las urnas. De nosotros depende que cambie el rumbo de nuestro país o sigamos camino al abismo. ¡Que conste!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*