Rompiendo acuerdos: 74 años de Hiroshima.

 224 total views,  1 views today

Por: Adrián Olea, edición digital de Espacio PV

El 6 de Agosto de 1945 el gobierno de Estados Unidos a cargo de Harry S. Truman daba luz verde para lanzar la “Little Boy”, una bomba atómica de 13 kilotones que mataría a aproximadamente 140,000 personas (de las cuales algunas perecerían en segundos). En un diámetro de kilómetro y medio nada quedo con vida, los restos de las personas desintegradas se mezclaban con el polvo del área en una escena apocalíptica, solo que no era el apocalipsis, era la Segunda Guerra Mundial.

Los habitantes de Hiroshima fueron masacrados de la nada, mientras cuidaban a sus hijos, mientras dormían, mientras jugaban o trabajaban. No tuvieron la oportunidad de salvaguardarse, ni si quiera de huir.

Después de décadas aún se debate si de verdad era necesario lanzar la bomba atómica. Pero no nos detendremos en dar una respuesta, lo que nos compete es lo que ha sucedido en la política internacional actual.

Hace una semana a la luz de la conmemoración de los acontecimientos de Hiroshima, Estados Unidos y Rusia han puesto fin al tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés) firmado a finales de la Guerra Fría. El fin de este pacto significa que tanto el gobierno estadounidense como el gobierno ruso tienen carta abierta para crear una nueva generación de misiles nucleares.

Una decisión de este calibre pone sobre la mesa la preocupación de una nueva carrera armamentística, dando retorno a una era en donde el riesgo de un conflicto nuclear es posible. En un mundo en donde los arsenales atómicos están siendo modernizados y la tensión por una guerra nuclear se intensifica, la pregunta que debería preocuparnos es: ¿quién sería capaz de explotar la próxima bomba?

Esperemos nadie lo haga.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*