Tiroteo en el Paso

 288 total views,  1 views today

Por: Zaul G.R., edición digital de Espacio Pv

Hablar de este tema, resulta relativamente normal dado que esto suele suceder con una frecuencia, una frecuencia alarmante.

¿Pero, de verdad estamos normalizando este tipo de actos?, ¿Qué clase de señal, esperan los gobernantes para tomar cartas en el asunto?, vaya que hasta parece que solo quieren arrojar la bolita a alguien más y no hacerse responsable de sus actos (Bueno no es que pareciera, sino que es así).
Donde mientras no les pase nada a ellos, seguirán twitteando, posteando en facebook, que es una pena lo sucedido y buscarán a los responsables, cuando saben quiénes son los responsables.

En lo que va el año, en tan solo en Estados Unidos se han presentado más 250 atentados con armas de fuego. (Sin contar las no registradas que podrían agrandar la lista de manera exorbitante) Estos son desde los de menor escala hasta los de gran escala, pero si ponemos énfasis en los de gran escala, los denominados “Tiroteos Masivos” donde para que sea considerado uno, debe haber por lo menos cuatro personas fallecidas en el acto violento. Estos tienen una frecuencia de cada 64 días se presenta uno, en otros números son casi cada dos meses, o sea que en un año habrá 6 tiroteos masivos donde la cantidad de fallecidos acumulados puede ascender a más 500.

Pero, ¿Quiénes y porque hacen estos actos de violencia? ¿Qué los motiva?, ¿Cómo consiguen con tanta facilidad las armas?, son muchas preguntas, y pocas respuestas, y tratar de explicar todo en un pequeño post de facebook, resulta insuficiente pero trataremos de dar un poco de información general respecto de las personas que cometen estos actos.

El tirador (como así lo denominaremos) es una persona como tu como yo, pero suele tener antecedentes de rasgos paranoides, esquizofrénicos, psicópatas y sociópatas (ojo no en todos los casos), estos bien llamados trastornos mentales, que tienen distintos origines, pueden ser de origen biológico (desde nacimiento), origen orgánico (adquiridos a lo largo de su vida) o sociales (como lo es bien el conocido el bullying) que si no se da la atención psicológica primaria o una intervención psiquiátrica las personas con algún trastorno mental, pueden ser un peligro y no solo para él, sino por los demás.
También están las personas que presentan ideaciones extremistas de superioridad, personas xenofóbicas, homofóbicas o discriminación por estatus social, donde en su pensar las personas que presentan una “minoría” no deberían de estar vivas.

La motivación puede tener origines del pasado de la persona donde haya experimentado una situación amarga con un grupo de personas en específico, alguna problemática personal que no aprendió a lidiar por sí mismo o como mencione arriba por cuestiones de algún trastorno mental esta persona pierde el eje sobre sí mismo y lastima a terceros.

Y ya para tratar de entender de ¿Cómo es que tienen acceso de manera tan fácil las armas? Es simple y sencillo, en Estados Unidos son de los pocos países industrializados en los que la propiedad legal de armas es generalizada. La Carta de los Derechos o Bill o Right, concretamente enfocándonos en la segunda de las diez Enmiendas a la Constitución que la conforman, lo contempla y menciona: “Siendo necesaria una milicia, bien ordena para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”.
Y que los trámites para la obtención de un arma de fuego son de igual de fáciles como leer esta nota. Si, bien hay tanto una ley federal que regula la portación de armas de fuego, también hay estatales que no suelen ser igual o presentan varias lagunas legales para obtener distintos tipos de armas de fuego. Los trámites para obtener un arma de fuego a nivel de federal (en estados unidos) son:
El gobierno federal establece que la persona que la solicita sea mayor de 18 años (armas largas) o de 21 años (armas cortas o pistolas), que no se le haya prohibido expresamente la tenencia de armas y que no haya falsificado deliberadamente los documentos presentados para la obtención de la misma. Cumplidos estos requisitos, que son pocos y fáciles, el siguiente paso es rellenar un formulario de la ATF y dejarse tomar las huellas digitales, que determina si el solicitante tiene antecedentes penales.

Ya con esto mencionado, no es de extrañar que cualquier persona pueda portar arma, no hay evaluaciones psicométricas, no hay entrevistas profundas y sobre una explicación clara con que finalidad realmente las usaría, si bien menciona la segunda enmienda que es para protección de sí mismo, las verdaderas razones podrían obtenerse con base a una entrevista psicológica realizada por un profesional.

Estados Unidos, está divido en dos fracciones, en los que ya no quieren que se siga teniendo esta “libertad” de poseer armas y las personas que en palabras de algunos literalmente “matarían” para salvaguardar este derecho que tienen. ¿Entonces que procede o que harán con los tiroteos masivos?, ¿Qué medidas se deben de tomar ante estas situaciones? A lo que hemos visto por el mandatario el Donald Trump, no está interesado en buscar una solución, si no que busca un culpable. Que al parecer no le importa que haya vidas de por medio, él quiere tener la razón, aunque su razón mate gente inocente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*